Su esposa suplica ayuda para que pueda estar con su bebé que lucha por sobrevivir

La generosidad de una comunidad escolar nos tiene a todos conmovidos. Esto, después de que un grupo de empleados decidieran solidarizarse con la terrible situación familiar que atraviesa un profesor y deciden apoyarlo con un gesto invaluable.

David Green, un profesor de historia y entrenador de fútbol de Alabama, se enfrenta a un episodio muy duro en su vida y la de su familia, su hija pequeña fue diagnosticada con leucemia el 22 de octubre del año pasado.

Desde su diagnóstico, Kinsley Green se ha sometido a tres rondas de quimioterapias para pacientes hospitalizados y se espera que se someta a dos ciclos más para poder eliminar su cáncer.

Después de todo este proceso, a la pequeña le esperan 2 años de quimioterapia desde su hogar.

“Su tratamiento es realmente intenso y recibe algo de la misma quimioterapia que los adultos reciben debido a la falta de investigación y financiamiento para el cáncer infantil. [Ella] ha tenido varias complicaciones graves durante el tratamiento, lo que requiere que tanto David como yo estemos aquí para cuidarla.”, dijo Megan Green, madre de la pequeña.

Indudablemente, esta situación ha quebrado a toda la familia pero los Green se resisten a rendirse y acompañan a Kinsley en su batalla.

Megan dejó de trabajar para acompañar a su pequeña, el hospital de Kinsey en el que la niña está internada queda a dos horas de su casa.

David había acompañado a su pequeña en todo este proceso pero sus días de permiso se han agotado. Ante esta situación, su esposa Megan ha lanzado una súplica por Internet a la cual han respondido sus generosos compañeros de trabajo y hasta desconocidos.

David trabaja en el Mae Jemison High School, en Huntsville.

Al ver que sus días de reposo estaban a punto de cumplirse, su esposa decidió escribir una publicación de Facebook para solicitar ayuda de sus compañeros.

Megan solicitó, a aquellos que pudiesen, donar al menos un par de días de sus vacaciones para su esposo.

La mujer explicó la situación que atraviesa su familia y los donativos comenzaron a llegar. Hasta el momento, el hombre ha recibido 110 días de libres por los donativos hechos por sus compañeros de trabajo y otros empleados del distrito escolar.

“Gracias por permitirnos ser una familia. Gracias por el poco de normalidad que estos días han brindado. Gracias por dar tan desinteresadamente. Esto es una bendición mayor de la que puedo expresar con palabras “, dijo Megan Green.

Sin los días de enfermedad, David no cobraría su sueldo regular por los días de ausencia y, de acuerdo a los días de falta, podría perder su seguro familiar. Este ha sido un enorme regalo para ellos. Además, la comunidad escolar reconoce a David como una gran persona, así que no dudaron en apoyarlo frente a la angustiosa y trágica situación que atraviesa su hija.

“El entrenador Green es un educador y entrenador dedicado. A pesar de las necesidades de su familia, no ha descuidado en absoluto sus deberes en el trabajo. Todavía trabaja con una actitud positiva, alentando a los estudiantes y colegas”,  dijo Rachael McDaniel, director del Mae Jemison.

Perder el seguro médico familiar sería algo terrible, más en este momento en que más lo necesitan debido a todos los gastos médicos que ha generado la enfermedad de la pequeña.

De hecho, estos padres han iniciado una campaña de GoFundMe para cubrir las facturas y continuar brindándole a su niña el tratamiento necesario para combatir la enfermedad.

Good Morning America

Este ha sido un hermoso gesto hacia esta familia. La situación no es nada sencilla para ellos ni para su pequeña pero, al menos, podrán estar juntos por unos cuantos días más y enfrentar unidos la batalla contra el cáncer. Esperamos la pequeña Kinsley pueda mejorar y regresar a casa pronto.

Antes de irte comparte este ejemplo de solidaridad. Por muy pequeño que sea el gesto, siempre podemos ayudar a una persona en apuros.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!