Su curiosidad durante un viaje la deja con el labio inflamado y extremo dolor en su rostro

Para los aventureros muchas veces el límite no existe, y aunque se crea que todo es posible, en ocasiones es mejor respetar las leyes naturales, que por simple lógica es mejor no alterar.

Cada vez que salimos de viaje regresamos con infinitos recuerdos, aunque unos sean más agradables que otros, estamos seguros que todos dejan un aprendizaje.

Las abejas al picar dejan un aguijón.

Al menos para esta aventurera su viaje le ha dejado una mala experiencia que ha transformado en aprendizaje y respeto por la madre naturaleza.

Se trata de una mujer de 29 años que no reveló su identidad, se encontraba en un viaje de campo en el Condado de Xiapu, ubicado en la ciudad de Ningle, en la provincia oriental de Fujian-China.

La turista en su viaje se ha topado con un panal de abeja al que decidió darle una pequeña probadita.

Sin embargo, su curiosidad le salió bastante cara quedando con su labio superior completamente hinchado después de ser picada por una abeja.

Algunas personas pueden tener molestias temporales, a otras, se les puede hinchar la zona afectada.

En las imágenes se puede ver cómo la joven turista muerde un pedazo de panal mientras algunas abejas rodean su cara.

Aunque al principio su cara era de total felicidad y placer al probar un manjar en su esencia pura, luego se transformó cuando de un momento a otro uno de los insectos se posa entre el labio superior y su nariz picándola y dejándole el aguijón.

En todos los casos es necesario retirar el aguijón, de lo contrario persistirá el dolor y la hinchazón.

Desde luego que la mujer comienza a llorar de dolor, todo que aquel que ha sido picado por una abeja, sabe que este pequeño insecto por diminuto que parezca causa un dolor incomparable.

Entre sudor y lágrimas la mujer busca ayuda, su labio cada vez se hinchaba más hasta el punto de parecer una “salchicha” o haber salido de una cirugía donde el relleno de sus labios salió completamente mal.

La dulce tentación de la joven le ha dejado una gran lección.

La joven en una declaración aseguró que la picadura “dolía como el infierno”.

También destacó que al tener los labios tan hinchados, hacer cosas tan sencillas como tomar agua le resultaba complicado, ya que simplemente se salía de su boca. Al respecto la joven admitió:

Ningún bocado de miel es gratis. Estoy aterrorizada porque mi labio no dejaba de hincharse. ¡Esto fue un error”.

Hasta el momento se desconoce qué tipo de atención médica recibió la joven, pero debes tomar en cuenta que las reacciones graves de picaduras de abejas causan hinchazón extrema como en el caso de la turista, incluso pueden ocasionar anafilaxia.

Esto es una reacción alérgica grave en todo el cuerpo en la que el dolor de cabeza es persistente. En todo caso siempre es recomendable asistir al médico.

Esta joven aventurera se ha llevado un gran y doloroso recuerdo. Deseamos este bien y recuerde no tomar un panal directamente la próxima vez. Bien dicen que la curiosidad mató al gato, esta vez, hinchó el labio de una mujer. ¡Comparte esta historia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!