Su cargo de conciencia lo motivó a ayudar a los demás y terminó donando un órgano a un extraño

La vida puede estar cargada de tragos amargos y muchas complicaciones económicas, de salud e incluso algunas averías en el hogar pueden cambiar el humor de cualquier persona pero afortunadamente aun existen almas bondadosas dispuestas a ayudar y hacer la vida de los demás mucho más amena.

Una de estas almas es Jon Potter un hombre de 29 años que se ha convertido en un verdadero héroe para los residentes de Pittsburgh, Estados Unidos, pues Jon es capaz de dejar sus propias ocupaciones para prestar ayuda a quien lo necesite.

Este manitas de oficio ha aprendido a lidiar con todo tipo de situaciones y si ve a alguien en apuros le da lo mismo hacer de mecánico, jardinero o peluquero canino.

Todo sea por ayudar y hacer feliz a sus vecinos o cualquier persona que necesite su colaboración, incluso si es un extraño.

De hecho estos son el tipo de beneficiario preferido de Jon y por esa razón utiliza la red social Reddit para encontrar a sus rescatados, pues para él ayudar se ha convertido en la razón de su existencia en este mundo.

“Es como un santo, más o menos. Está dispuesto a ayudar a cualquiera con cualquier problema del tamaño que tenga”, dijo Niden Kolev.

El desenfreno de Jon por brindar colaboración a otros empezó desde hace cuatro años, después de que una mujer se le acercara en una estación de servicio pidiéndole ayuda y él se negó.

“Ella dijo: ‘Oye, ¿puedes llevarme al refugio para mujeres maltratadas o puedes darme dinero para el autobús?’ y mi respuesta fue: ‘No, lo siento’. Sí, eso me persiguió desde un principio”, dijo el señor Potter.

Jon ha lamentado desde siempre no haberle brindado apoyo a la mujer necesitada y su conciencia no lo ha dejado en paz. Parece que él ha sido su propio verdugo por una simple acción que para muchos resulta normal, pero no para su corazón generoso.

Por ese motivo, Jon decidió redimir ese episodio con su cadena de favores y buenas acciones. Pero recientemente ha tenido un gesto que trascendió más allá de la ayuda que brinda habitualmente.

El mes pasado, este hombre estuvo ingresado en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, o UPMC, Michael Moore, otro desconocido recibió el riñón de Jon. Este joven ha hecho algo que difícilmente alguien haría por un extraño: ha donado su órgano para salvarle la vida.

“Doy porque quiero dar. Sólo eso es suficiente para mí. Y, en todo caso, me voy a la cama y me siento feliz”, confesó Jon.

Este ha sido un increíble acto de amabilidad y nos contenta saber que en este mundo existen personas tan preocupadas por el bienestar de los demás, ellos son los verdaderos héroes de nuestro siglo. Sin necesidad de capa ni de mucho alardear, simplemente actúan a favor de quien lo necesite.

Comparte esta historia y recuérdales a todos que detrás de ayudar se esconde una gran satisfacción.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!