Su bebé de 3 meses vomitó un gusano de 5 centímetros por culpa de la leche que consumió

La madre de un bebé de tres meses denunció a las autoridades que su bebé de tres meses vomitó un gusano de 5 centímetros de longitud en Saint Malo, Francia, y ella lo atribuye al consumo de la leche de fórmula marca Danone que consume.

El incidente se produjo después de que otra familia denunciara el hallazgo de un parásito vivo en un recipiente de leche de fórmula de esta marca.

“En noviembre del año pasado, su hija de tres meses presentó fiebre, por lo que la trasladó a urgencias donde fue atendida. Días después, vomitó un gusano de 5,08 centímetros de longitud”, relató la policía sobre la denuncia de la mujer.

La madre de la bebé declaró ante las autoridades que la larva había sido analizada en el hospital y los especialistas confirmaron que eran de tipo parasitario.

Así que decidió tomar medidas legales al conocer otros dos casos similares, Danone, la empresa fabricante de la leche de fórmula que consumió el bebé, se pronunció al respecto diciendo que hasta que los envases no sean devueltos no descartan ninguna hipótesis sobre la presencia del animal.

Aseguran que podría haber influido el transporte o el almacenamiento del producto.

El periódico francés Ouest France publicó una segunda demanda en la región Puy-de-Dome, en el centro de Francia en la que una familia denunció haber encontrado dos larvas vivas en el interior del envase de la leche de fórmula de la marca Danone.

Además, las autoridades sospechan de un tercer caso en el suroeste de Francia.

La compañía Danone, que fabrica la leche en polvo para bebés Gallia, emitió un comunicado el pasado viernes 28 de febrero sobre el caso.

Florent Lalanne, jefe de asuntos médicos de la unidad de alimentación para bebés representante de la marca Bledina de Danone, compareció ante la prensa e instó a los padres a que informaran cualquier hallazgo de larvas en los paquetes de leche de fórmula.

“Necesitamos recuperar estos envases para llevar a cabo análisis adicionales del producto”, dijo Lalanne.

Danone resaltó que las deficiencias en las condiciones de traslado o almacenamiento de sus productos podrían ser la causa de la aparición de las larvas. Alegan que la leche pudo haberse contaminado fuera del sitio de producción.

Los dos envases que fueron analizados hasta el momento fueron producidos en Wexford, Irlanda, aunque Danone plantea que hayan sido contaminados en otro lugar.

“En toda la línea de producción, la leche en polvo nunca entra en contacto con el aire y se envasa en un ambiente controlado en el que el nivel de oxígeno es de alrededor del dos por ciento, lo que hace imposible que sobreviva un organismo vivo”, dijo el jefe de asuntos médicos de la marca.

Estos casos han servido como advertencia para otros padres, alertando sobre la importancia de revisar los productos que son consumidos por los bebés. Compártelos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!