Su abuelita de 102 años aparece en su clase virtual de deporte corrigiendo a todos los niños

Si necesitas un poco de motivación para hacer ejercicio desde casa, basta dar un vistazo a esta dulce abuelita que sorprendió a todos al unirse a la clase de gimnasio virtual.

Julia Fulkerson es una dulce anciana de 102 años de edad que había pasado largos meses sin poder compartir con su familia por el coronavirus.

Afortunadamente, todos recibieron la vacuna y los médicos dieron el visto bueno para que finalmente lograran reencontrarse.

Brody Contreras tiene 6 años de edad y al igual que muchos, recibe clases de manera virtual. Hace un par de semanas, Brody se estaba preparando para su clase de gimnasia cuando su bisabuela decidió dar un vistazo a su ordenador.

Sin pensarlo dos veces, Julia decidió acompañar a los pequeños de primer grado y les dio una clara demostración de cómo debían hacerse los estiramientos previos antes de comenzar con la actividad física.

“No podía parar de reír cuando la vi. Me pareció lo más tierno del mundo. Ella siempre nos da ánimo y ganas de seguir adelante”, dijo la madre de Brody.

La madre de Brody se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y supo de inmediato que se trataba de algo especial. Grabó un pequeño video y lo compartió en las redes, pero nunca imaginó que la publicación se volvería viral.

La adorable Julia tiene seis nietos y cuatro bisnietos. Para ella no hay nada más bonito que compartir con los más pequeños de la casa y si algo ha quedado claro es que tiene la energía suficiente para pasar todo el día jugando con ellos.

“Cada vez que alguien le pregunta de dónde saca su energía, la bisabuela responde que su secreto es bailar en las mesas y besar a los chicos”, aseguró Angie Contreras, la madre de Brody.

Lo mejor de todo es que el espontáneo gesto de Julia hizo que Brody se animara y comenzara a realizar también sus propios movimientos.

Miles de usuarios han agradecido a Angie por compartir ese video tan especial que nos ayuda a recordar lo bonito que es compartir con nuestros seres queridos.

“El mundo parece cada vez más caótico y estas pequeñas anécdotas nos ayudan a centrarnos en lo más importante”, agradeció un internauta.

Hay quienes dicen que la edad es solamente un número y esta adorable abuelita es una verdadera prueba de eso. Esperamos que Julia disfrute al máximo el reencuentro con su familia y siga regalándoles a todos las mejores sonrisas con su divertido sentido del humor.

¿Qué opinas de la contagiosa alegría de Julia? No te vayas sin compartir estas escenas que seguramente alegrará el día de muchos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!