Un famoso modelo desata una gran polémica tras compartir una secuencia de selfies con su hija

Todos los padres se fotografían con sus hijos para tener grandes recuerdos de cada etapa de su desarrollo. Algunas de estas fotografías pueden ser sumamente graciosas pero una secuencia de retrato familiar ha causado grandes polémicas en las redes.

El famoso modelo alemán Stefan Pollman, que reside en Nueva York,  compartió un par de fotografías junto a su esposa Philia Gold y su adorada hija llamada Sophie, mientras visitaban la ciudad de Sydney, Australia.

Las populares selfies fueron capturadas frente al espejo y la primera de las imágenes es un excelente cuadro familiar. Sin embargo, la segunda imagen ha generado diferentes opiniones en las redes. Unos usuarios han estado en contra de lo ocurrido y otros simplemente lo han tomado como algo gracioso.

En el primer disparo, se observa a la pareja muy abrazada junto a su pequeña niña. Pero en la segunda fotografía, Philia posa sensualmente a la cámara, al igual que el modelo, mientras que la pequeña está tirada en el suelo.

A partir del comentario escrito por Stefan en la publicación, se ha entendido que la cuestión se trató de un accidente y que no fue mayor el altercado sino un momento gracioso.

“Señor, perdóname, no puedo dejar de reírme por mi bebé desechada en la segunda foto”, escribió el artista de la voz en off Summer Ray, en Twitter.

Aunque después el mensaje fue eliminado, este se volvió viral y acumuló casi 23.000 retweets y casi 100 mil “me gusta”. Algunos usuarios, simplemente compartieron la publicación para criticar a la pareja y, enfurecidos, exigirles una crianza responsable. Mientras que otros simplemente vieron el asunto como un infortunio bastante divertido.

“Me he estado riendo de esto durante cinco minutos seguidos. No puedo controlar la risa”, escribió un usuario de la red social.

Daily Mail

A pesar de los puntos de vista encontrados, lo que resulta bastante peculiar es que la pareja continua posando en la segunda imagen con la jirafa de peluche de la niña aún en brazos.

Mientras que la pequeña Sophie se encontraba tirada en el suelo. Indistintamente de los comentarios que las imágenes pudieran causar lo cierto es que estos padres tendrán algo bastante acontecido que relatarle a su hija cuando esté mayor. Sin importar las opiniones de terceros, seguro a ella también le resultara algo divertido.

Aunque muchos padres puedan sentirse indignados por la situación, los incidentes ocurren en cualquier momento. Comparte esta anécdota con tus amigos y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!