Habla el papá de la niña de 4 años que tuvo síntomas de gripe y dos días después perdió la vida

Martel Grinage, un devastado padre ha declarado que siente que le ha fallado a su pequeña hija después de que perdiera la vida tras unos simples síntomas de gripe.

Ashanti Grinage consiguió sus alas el pasado 31 de enero y se fue al cielo a causa de una gripe que se convirtió en neumonía, apenas dos días después de que ella comenzara a mostrar signos de una enfermedad a la que los médicos no le prestaron importancia.

La pequeña acababa de cumplir los 4 años de edad.

«Siento que he fracasado como padre porque ni siquiera he cumplido 30 años, y estoy a punto de enterrar a mi niña», dijo el devastado padre entre lágrimas.

«Era mi mejor amiga. Sé que sólo tenía cuatro años, pero ella era mi mejor amiga», agregó en una entrevista a los medios.

Martel recuerda como una pesadilla el momento en que los médicos trataban de devolverle la vida. «Les dije: Tal vez si ella escucha mi voz. Sé que se levantará. Estoy orando, estoy orando, porque creo en Dios. Así que sólo estoy esperando a que ella se despierte».

Martel confesó que los médicos no supieron detectar a tiempo la infección cuando la llevaron a la sala de emergencias la primera vez con una fiebre de 39.4 °C el pasado 29 de enero.

Cuando ingresó en el hospital, la medicaron y la enviararon a casa enseguida. Dos días después, su familia la llevó de nuevo pero ya era demasiado tarde.

La muerte de Ashanti es la séptima que se ha reportado en el condado de Dallas a causa de la temporada de gripe.

«Ni siquiera tenía fiebre en ese momento que la llevamos a emergencias la primera vez, solo veíamos que no se estaba alimentando bien», dijo Martel.

Dijo que jamás se perdonará no haberles pedido a los médicos que revisaran a su pequeña niña para ver si tenía neumonía.

«Estoy enojado conmigo mismo. Estoy enojado con todos. Estoy enojado con el hospital. Estoy enojado con Dios»

«Nunca tendré el privilegio de llevarla a la fiesta de graduación, de enseñarle a conducir su nuevo automóvil, de estar allí cuando alguien le rompa el corazón… ¡Voy a odiarme a mí mismo hasta que muera!», fueron las duras palabras del pobre padre.

«Le dije que no iba a dejar que nada malo le pasara y sin embargo le he fallado«, se repite una y otra vez.

Los medios locales revelaron que la pequeña no estaba vacunada contra la gripe. Y el Dr. Christopher Perkins, Director de Salud y Servicios Humanos del Condado de Dallas, se pronunció al respecto: «La mejor manera de protegerse y proteger a los demás es vacunarse contra la gripe de temporada».

Ahora Martel se ha atrevido a hablar a los medios a pesar de que no halla consuelo en nada con el sólo objetivo de que otro padre escuche su mensaje y pueda salvar la vida de sus hijos.

Ashanti era una pequeña risueña, cariñosa y amaba bailar y cantar.

Sus familiares han creado una página en GoFundMe para pedir ayuda con los gastos funerarios y afortunadamente ya han recaudado 18.000 dólares de su meta de 15.000 dólares.

Daily Mail

Aquí puedes conocer un poco más de las declaraciones de este devastado padre:

Es desgarrador que un angelito como Ashanti haya tenido que volar tan pronto dejando tremendo vacío. Recuerda que compartiendo esta noticia también puedes salvar una vida. ¡Fuerza a sus padres!