“Solemos ponernos en el último lugar” – La confesión de una madre sobre su vida se hace viral

Todas las personas están expuestas a los señalamientos. Nuestras actitudes o decisiones siempre serán mucho o poco para alguien más y sobre este asunto ha comentado Jennifer Thompson, la dueña del blog They Whine so I Wine.

En una publicación de Facebook que se ha hecho viral, Jennifer escribió una serie de tribulaciones por las que suele atravesar.

Pero que no son para nada solitarias, pues así como le sucede a ella los señalamientos están a la orden en la vida de cada persona y solemos dedicar mucho tiempo intentando encajar por temor a ellos.

La publicación que ha sido compartida más de 20.000 veces ha despertado cientos de comentarios, precisamente porque más de una persona se ha sentido identificada con el tema.

Basta leer algunas de las líneas para recordar una circunstancia personal que coincide con lo comentado por Jennifer:

“Soy demasiado para algunas personas. Demasiado fuerte; demasiado franca. Hablo demasiado. Expreso mis opiniones con demasiada frecuencia y me olvido del filtro. Para los demás, soy demasiado callada. Tímida. Los pongo en suspenso, tal vez incluso estancada.

Para algunos, sólo soy una madre. Una madre que podría perder algunos kilos extra. Alguien que necesita hacerlo, de hecho. Estoy desaliñada, soy un desastre. Hago listas sólo para olvidarlas en el mostrador de mi cocina.

Para otros, estoy demasiado motivada por mi carrera, demasiado organizada, según el libro. Un monstruo del control, demasiado estructurada. Una planificadora.

¿Ve una tendencia aquí? Siempre voy a ser demasiado para algunos y no lo suficiente para otros, cuando en realidad soy ambos. Soy partes iguales ruidosas y silenciosas. Estoy motivada por mi carrera y soy una mami caliente”.

En su publicación, esta madre de Illinois continúo reflexionando sobre el impacto que tiene en nosotros las opiniones de terceras personas. Además, comentó la cantidad de tiempo que podemos perder preocupándonos por lo que otros piensan o dicen sobre nosotros.

“Nos esforzamos mucho para doblar cincuenta maneras diferentes de encajar en un molde con la esperanza de satisfacer de alguna manera a todos los demás, sólo para dejarnos con la sensación de vacío”, dijo Jennifer.

Para Thompson, su publicación fue una especie de grito de guerra para todas las mujeres que se dejan de lado así mismas para complacer a los demás.

“Como mujeres, nos preocupamos tanto por la forma en que otras personas nos perciben, nos esforzamos por asegurarnos de que todos los que nos rodean estén felices, tanto que terminamos poniéndonos en el último lugar”, escribió esta madre.

Las palabras de Jennifer recuerdan a todas las damas que la vida es una sola y no puede tratarse de complacer a los demás, sino de buscar la manera de ser feliz.

Ciertamente, la mujer se caracteriza por ser multifacética y cada vez son más los roles que llega a desempeñar pero lo importante es dejar de sentirse culpable u obligada a hacer lo que deseen los demás, para empezar a apostar por su propia autenticidad.

No busques complacer a nadie, nunca serás la medida perfecta para los criterios de terceros. Lo importante es ser feliz siendo tú misma. Comparte esta nota y haz posible que las palabras de Jennifer impacten en otras mujeres.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!