Sin presentar ningún síntoma se entera de que estaba embarazada a punto de dar a luz

Para muchas mujeres, recibir la noticia de que están embarazadas es un momento clave en sus vidas. Durante los siguientes nueve meses, la familia entera comienza a prepararse para la llegada del bebé. Para Lizzie Quah, sin embargo; todo fue muy diferente. Ella no tenía idea de que se convertiría en madre.

Lizzie quedó embarazada con 23 años de edad.

A duras penas notó un par de cambios en su cuerpo y cuando los médicos le dieron la impactante noticia, ya se encontraba en trabajo de parto. Lizzie llevaba un par de meses agotadores. Se sentía algo cansada y quería tomar muchas siestas; pero pensó que era consecuencia de su trabajo.

Lizzie trabaja como profesora de ballet.

Como es de esperar, también notó que había ganado algo de peso, pero asumió que simplemente se debía a que había descuidado su dieta y ya no hacía tanto ejercicio como antes. Poco podía imaginar que su vida cambiaría siempre.

“Había dejado de ir al gimnasio porque no me quedaba tiempo y también comía alimentos no tan saludables”, recuerda Lizzie.

Un día, Lizzie se despertó con dolor de vientre. Pensó que estaba sufriendo de cálculos en los riñones ya que había pasado por esa experiencia hace unos años. Comenzó a sentir cada vez más dolor así que le pidió a su madre que la llevara al hospital.

Estaban a punto de darle una medicina cuando un rápido examen médico reveló lo que realmente estaba sucediendo.

“Resultó que ya tenía 8 centímetros de dilatación y que estaba en trabajo de parto. Esa misma noche nacería mi bebé”, recuerda Lizzie.

La pobre madre no tuvo tiempo para procesar todo lo que estaba sucediendo. Por si fuese poco, los médicos descubrieron una serie de condiciones como placenta previa, preeclampsia y toxemia. Todo esto pudo haber ayudado a que su embarazo fuese muy particular y mostrase tan pocos síntomas.

En aquel momento, lo único que Lizzie recuerda era que los síntomas eran exactamente iguales a los de sus cálculos renales.

El período menstrual de Lizzie fue regular durante todo su embarazo

Afortunadamente, Lizzie recibió atención médica justo a tiempo y su bebé nació saludable después de nueve meses de gestación.  La pequeña se llamó Winnie June y ya tiene un año de edad. Ha pasado el tiempo y todavía la gente queda en shock cuando escucha la historia de Lizzie. En tan sólo un par de horas su vida dio el giro más inesperado.

¿Habías escuchado alguna historia así? La hermosa bebé Winnie se las ingenió para dejar a su familia en shock.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!