Un hombre se niega a editar sus fotos para mostrar la realidad de criar a 4 niñas

Sabemos que en esta sociedad tan moderna y agitada estamos rodeados de personas que cada día se vuelven más dependientes de sus teléfonos móviles, muchas llenan sus redes sociales con fotos editadas mostrando una realidad distorsionada ante sus seguidores.

Sin embargo, existe un pequeño grupo de personas que apuestan por esa realidad sin posturas raras ni apariencias engañosas.

La verdadera esencia de la vida no se edita, solo se disfruta.

Simon Hooper, es una de esas personas, se ha convertido en todo un boom en Instagram al narrar a través de imágenes la realidad de ser padre de 4 hermosas niñas. Ha conseguido más de 1 millón de seguidores que disfrutan de sus historias, en su cuenta encontrarás una dosis de humor que contradice la paternidad perfecta que nos muestran en las revistas.

Una imagen vale más que mil palabras. 

Simon desde los 24 años se ha visto rodeado de pequeñas princesas que  protagonizan su vida, su realidad es la de un hombre rodeado de 5 damas donde la vida le ha enseñado grandes lecciones de sobre paternidad, feminismo e igualdad.

La vida te da lecciones que los libros no te dicen.

Hooper tiene un par  de gemelas Ottie y Delilah, de 18 meses de edad, aunque admite que aún le cuesta distinguirlas no deja de sentirse orgulloso con cada ocurrencia que tienen. Un día para desayunar decidieron comerse su cereal rompiendo con todos los cánones establecidos y con la gravedad.

“Ottie optó por la tradicional cuchara de leche en la mesa y se la plantó en la cara. Delilah empleó fuerza bruta para superar la gravedad de todo el planeta. Vertió el cuenco, con la bandeja aún sujeta, por su garganta. Algunos días me cuesta expresar con palabras lo orgulloso que estoy de ellas”.

Hooper como padre de 4 niñas no quiere limitarlas ni que el destino lo haga, señala que asume su responsabilidad de apoyarlas y alentarlas a que hagan lo que quieran.

Desde pequeñas las motiva a celebrar y promover los logros de grandes pioneras, de aquellas mujeres que sin pensarlo cambiaron el mundo. Él cree que nuestros hijos forjarán nuevos caminos y harán descubrimientos que llevaran al hombre a lugares que solo podemos soñar hoy.

“Mi mensaje para mis niñas es PENSAR EN GRANDE, TRABAJAR DURO y hacer lo que dijeron que no pueden hacer en el campo que elijan, ser el jefe de su propio destino”.

Hooper es de esos padres que hacen todo por complacer a sus hijas, no importa si un día tiene que ser el príncipe para el baile, y otro día lucir un tutú infantil. Él sabe que con 4 niñas la ruptura con la norma es algo inevitable.

Si tienes hijos lo importante es verlos felices.

Todo aquel que tiene niños en casa sabe que si le dices algo, ellos entenderán lo contrario. No hay un manual ni un libro que te indique cómo reaccionará un niño ante determinada situación, solo pasa, el caos llega y la diversión para ellos parece interminable.

Cuando crees que todo está tranquilo se puede formar una guerra de agua en el baño.

Después de un día de juego donde la imaginación y los juguetes están regados por todas partes llega el preciado momento de descansar. Sin embargo, para Simon esto es más que una palabra donde no se aplica el concepto. Su cuerpo se transforma en una herramienta para escalar mientras escucha toda la lista de cosas que se partieron y él tendrá que reparar.

 Nada como descansar en la espalda de papá.

La hora de dormir sin duda es una de las más difíciles, a pesar de estar jugando todo el día parece que sus energías nunca se acaban, todo lo contrario se ponen más creativas e inventan distintas poses sobre la cama.

 Después de mucha paciencia las pequeñas conciliaron el sueño.

Con las pequeñas gemelas cualquier cosa es posible, todo les llama la atención y por supuesto todo es un juego. Como todo niño, no piensan en las consecuencias solo en diversión.

Después de un día de juego hay que mantenerse hidratados y proteger la piel.

Para Simon Hooper solo restan 16 años para que todas salgan del nido. Eso sí, espera que todas regresen y permanezcan por siempre en su vida.

El amor verdadero siempre regresa aunque pase mucho tiempo. 

Bored Panda

Tener y cuidar de la familia es el más lindo gesto de amor que puedes demostrarle al mundo. Este hombre nos ha revelado parte de su vida con total transparencia sin parecer una vida perfecta. Solo con amor y paciencia se construye el regalo más lindo: la familia.

Las fotos sin filtro de este padre nos recuerdan los momentos realmente valiosos en la vida, no te vayas sin compartir esta reflexión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!