Sienna, de 4 años, casi pierde la vida tras infectarse al probarse unos zapatos nuevos escolares

Jodie Thomas, una madre de 26 años originaria de Aberfan, en Gales del Sur, en su afán de crear conciencia y que otras mujeres no pasen por su mismo dolor, ha decidido compartir su angustia al ver que su hija está luchando por su vida.

Sienna Rasul tiene 4 años de edad y estaba muy ilusionada en su vuelta al cole.

Jodie fue con su pequeña a una tienda de calzado, quien se dispuso a probarse una serie de zapatos para su entrada a clases. Pero como era verano, la pequeña estaba sin calcetines pues llevaba zandalias, un detalle que pasó totalmente desapercibido para la madre.

Al parecer, la pequeña presentaba una herida imperceptible en el pie, que ni la niña ni su mamá prestaron atención. Pero a pocas horas de salir de la tienda, Sienna empezó a sentirse realmente mal.

Sienna empezó a llorar de dolor y cayó gravemente enferma, su madre la llevó al Hospital Prince Charles en Merthyr Tydfil, de Cardiff, donde tuvo que permanecer al lado de su hija durante 5 días tras recibir un diagnóstico muy desalentador.

“La llevé directamente al hospital, estaba temblando y temblando,  fue horrible ver a mi niña así”.

Los médicos le dijeron a Jodie que su hija había desarrollado una grave infección generalizada, tenía septicemia.

Usaron un bolígrafo para dibujar una línea alrededor de donde se había propagado la infección. Y al día siguiente, le había extendido por toda la pierna y su temperatura subía más y más, por lo que en un principio pensaron que tendrían que operarla.

Pero finalmente con los antibióticos y un sistema de drenaje lograron frenar la infección.

Lo que Sienna tenía era una enfermedad potencialmente mortal que puede ingresar a través de una herida, por lo que en el caso de la pequeña al probarse zapatos nuevos y tener un mínimo resquicio de piel abierta, fue el escenario perfecto para contagiarse.

“No sabes qué pies han estado en los zapatos antes que tú”, advierte Jodie ahora que ha vivido de cerca el drama de su hija.

“Normalmente se pondría calcetines, pero es verano, así que llevaba sandalias. Los zapatos que le gustaban habían sido probados por otras niñas y así es como Sienna se contagió”, advierte.

“Sabía que corres el riesgo de que cosas como el pie de atleta cuando te pruebas los zapatos, pero el envenenamiento de la sangre es mucho más grave”, añadió.

Sienna sigue siendo monitoreada en casa, pero el peligro grave ya ha pasado. Ahora su madre busca crear conciencia invitando a otros padres a que sigan el sencillo truco de llevar un par de calcetines cuando lleven a sus hijos a comprar zapatos.

El doctor Ron Daniels, director ejecutivo de The UK Sepsis Trust, advirtió que ” este caso aterrador nos muestra que la sepsis ataca indiscriminadamente y puede afectar a cualquier persona en cualquier momento”. Sucede cuando el cuerpo tiene una abrumadora respuesta inmunitaria a una infección bacteriana.

Esto causa un pobre flujo sanguíneo, lo que priva a los órganos de nutrientes y oxígeno. En el peor de los casos, la presión arterial baja y el corazón de debilita, lo que lleva a un shock séptico, según fuentes médicas.

Comparte este impactante caso en tus redes, ya que podría servir de advertencia para muchos padres.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!