«Si no le hubieran dado el alta, estaría vivo» – Pide justicia tras perder a su hijo de 14 años

Enfermar puede llevar a una familia a una verdadera tragedia, sobre todo cuando se confía en las instituciones y en los médicos, sin esperar que ocurran errores y actos de negligencia que pueden ser fatales y arrebatar la vida de personas indefensas.

Su semblante reflejaba que no estaba bien

Esta fue la lamentable situación a la que se enfrentó la familia de un niño de 14 años que fue ingresado en la Unidad de Emergencias de Tancredo (UPA) y dado de alta posteriormente. Todo sucedió en Cascavel, en el oeste de Paraná, Brasil.

El nombre de este indefenso niño era Cristian Rodrigues de Oliveira y su familia asegura que aún se encontraba enfermo cuando fue dado de alta de la UPA el miércoles 11 de noviembre. Su rostro y su mirada reflejaban un gran cansancio y tristeza provocada por su malestar.

Pero el médico que llevaba el caso de Cristian no vio ningún signo de alarma en él y decidió, lejos de analizar a profundidad, darle el alta tan solo horas después de haber sido ingresado por sus dolencias.

“Si el médico no lo hubiera dado de alta, estaría vivo. Era un niño con fiebre alta y vómitos, y aun así el médico lo dejo ir. No está bien. Espero que le hagan justicia”, pide la madre de Cristian.

Por si fuera poco, el paciente había sido hospitalizado previamente y dado de alta el jueves 5 de noviembre, en un hospital privado, donde lo trataron por una inflamación del riñón a causa de una infección bacteriana.

Ante la sensible pérdida de este joven ángel, el Consorcio Intermunicipal Samu Oeste (Consamu), aseguró que el médico que atendió al paciente fue retirado preventivamente de la UPA mientras se investiga el caso y hasta que se esclarezca.

La solicitud de remoción del médico fue realizada por el Departamento de Salud de Cascavel, que administra la unidad, y una comisión interna determinará si hubo un error en el servicio dado al pobre de Cristian.

Pero nada puede calmar el corazón dolido de la familia afectada, especialmente de su madre que se encontró con el cuerpo inerte de su pequeño en el dormitorio al volver a casa. Esa fue una escena que prevalecerá para siempre en su memoria.

Su madre exige justicia

“Ayudó a todos. Ahora lo hemos perdido y nadie puede creer que se haya ido”, lamentó la madre.

Las investigaciones en torno al lamentable caso continúan. Hasta el momento, la UPA afirma que el paciente ingresó a las 2:50 horas de este miércoles 11 de noviembre con fiebre, dolor de cabeza y vómitos. Fue visto, sometido a exámenes, medicado y puesto en observación.

Posteriormente, alrededor de las 7:30 am, fue reevaluado y dado de alta debido a que su salud presentaba mejoras. Nadie esperaba el trágico final, por lo que el cuerpo de Cristian fue trasladado al Instituto Médico-Legal (IML) de Cascavel, privándole de recibir la sepultura que merecía.

Confiamos en que este triste hecho se esclarezca muy pronto y que Cristian reciba la justicia que se requiere. ¡Vuela alto por la eternidad, pequeño guerrero!

Todos podríamos vivir una situación semejante, por eso es importante exigir que se haga justicia. No te vayas sin compartir.