Publica su insólito método para que su bebé aprenda a usar el baño y recibe miles de comentarios

Enseñar a un niño a usar el baño puede resultar un gran desafío para cualquier madre. Así lo han demostrado las fotos compartidas por Shona McLoughlin, de 31 años. Esta fotógrafa familiar decidió ejecutar un divertido truco para evitar cualquier accidente durante el aprendizaje de su hija: llenó la sala de su casa de toallas absorbentes.

Shona tiene una hija de 26 meses, Erin Rose, quien aún no sabe utilizar el baño. Por esa razón, la madre y su esposo Edward, de 31 años, comenzaron a crear un área a prueba de accidentes en su casa en Preston, Lancashire. Los padres decidieron cubrir el piso y el sofá de la sala con toallas de contingencia.

Según comentó Chona, aprender a usar el inodoro puede ser una tarea bastante extenuante, y al pensar en que Erin Rose debía empezar con el proceso solo pudo imaginarse los accidentes que la pequeña podría ocasionar, así que decidió evitarlos.

Chona argumenta, además, que sufre de fibromialgía y agacharse constantemente es algo que le causa dolor. Pero con las toallas absorbentes, solo es cuestión de barrerlas para retirarlas al final del día si están sucias. Esta es la tarea que hace su esposo.

La pequeña Erin Rose de 26 meses

Estos padres han buscado un modo de reducir el espacio de los posibles accidentes. Así que la entrada al salón está cercada con rejas para bebé, a fin de evitar que la pequeña Erin ensucie otros espacios de la casa mientras está sin el pañal.

Como parte del aprendizaje, la niña cuenta con un pequeño inodoro en el centro del salón, que los padres utilizan para que haga sus necesidades.

La idea es educar poco a poco a la niña y mientras aprende, la posibilidad de accidentes queda reducida. Además, Shona comenta que este mismo cuidado han tenido con el automóvil. Los asientos traseros del vehículo también son cubiertos con toallas absorbentes cuando la familia va de paseo.

La publicación de la mujer ha causado muchas risas en las redes. Tras volverse viral la fotografía, Shona recibió muchos comentarios de padres que se solidarizaban con el asunto y que expresaron su apoyo a la mujer por sentirse identificados.

“Muchas personas me han agradecido por la idea ‘ingeniosa’ y por las risas, mostrando así el lado honesto de la crianza de los hijos. Y muchos padres han deseado haber pensado en esa idea, ya que habrían ahorrado tener que tirar la alfombra”, comentó Shona.

Estos padres compraron paquetes de 25 toallas absorbentes para cama y el método resulta más económico que tener que pagar futuros daños en la madera del suelo o en las alfombras.

Además, Shona está sorprendida por lo rápido que la pequeña ha aprendido. Según comenta, al principio Erin se sentaba en el retrete como un poco de temor pero en una semana ya había aprendido a utilizar el baño.

“Una vez que notamos un patrón, sólo la poníamos en el inodoro en esos momentos. Poníamos una mesita frente a ella para que ella pudiera sentarse y hacer rompecabezas” relató la madre.

Kennedy News and Media

Algunos amigos de la familia han considerado el asunto bastante cómico y típico de las ocurrencias de esta madre pero, por gracioso que pueda verse, lo cierto es que el método ha dado resultado. Estos padres están complacidos con el entrenamiento y han expresado que lo siguiente será enseñarla a dejar el pañal en las noches para que aprenda a ir al baño definitivamente.

Un método bastante peculiar el de estos padres. Te invitamos a compartirlo, quizás esta pueda ser la solución para muchos y logren que sus hijos también aprendan a ir al baño.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!