Tiene un accidente yendo a despedirse de su madre y un desconocido conduce 600 km para llevarlo

Nunca se sabe cuándo la vida nos puede jugar una mala pasada, y casi siempre sucede cuando estamos en una carrera contra el tiempo.

Ron, de 77 años, y Sharleen Gillies, de 58 años una pareja de origen escoses, estaban haciendo un largo viaje para despedir a la madre de Sharleen, quien estaba muy enferma y verlos era su último deseo. 

Pero, por cosas del destino se accidentaron a un lado de la carreteraAfortunadamente, Dean Moore, de 40 años, de North Ormesby, Middlesboroug, hun ángel convertido en persona que viajaba por el mismo lugar se detuvo tras verlos varados en la vía.

La pareja estaba devastada, sabía que la madre de Sharleen podía fallecer antes de que ellos pudieran llegar a despedirse.

Ron y Sharleen hicieron una serie de llamadas telefónicas, pero las respuestas eran aún más angustiantes. Todo lo que podrían hacer por ellos era organizar un traslado en tres horas, pero incluso así eso solo los llevaría a la estación de tren más cercana.

Por suerte, Dean detuvo su coche y al ver a la pareja devastada le ofreció una mano. Les ofreció conducir los 322 kilómetros para llevarlos, sin obtener otro beneficio que no fuera aliviar el dolor de esta pareja y cumplir con el último deseo de la madre de Sharleen.

Sharleen dijo que no sabe cómo agradecerle a Dean lo que hizo por ellos, después de que hiciera un viaje de ida y vuelta de aproximadamente siete horas para ayudarlos.

Esto sucedió el domingo y mi madre murió al día siguiente, murió el lunes. No puedo expresar con palabras lo que este hombre hizo por nosotros. Si no hubiera sido por Dean, lo más probable es que no hubiéramos llegado a tiempo”.

Ron dijo que su suegra estaba inconsciente cuando llegaron, pero Sharleen tuvo la oportunidad de tomar su mano y hablar con ella antes de que falleciera a la mañana siguiente.

Ron y su esposa se encontraban dentro del automóvil de Dean después de que él se detuvo para ayudarlos cuando los escuchó hablar sobre cómo podían llegar al área de Cambridge lo más rápido posible. Cuando todas las posibilidades parecían sombrías Dean intervino y dijo “los llevaré”.

Estás hablando de un viaje de casi 650 kilómetros”.

Su respuesta fue la misma, “los llevaré”. Según Google Maps el viaje de Stockton a Cambridge es de aproximadamente 320 kilómetros.

Realmente no sé cuántas personas habrían ofrecido semejante gesto de solidaridad. Dean dijo que no podía ignorar todo el dolor y la angustia de esta pareja sumado a la impotencia de no poder continuar su viaje a causa de una falla del automóvil.

Me subí al auto para asegurarme de que estuvieran bien. Lo único que pasaba por mi mente era que ellos fueran de Teesside a Cambridge. Es la última vez que verían a la mamá de Sharleen”.

Dean dijo que solo estaba tratando de ser una persona decente porque muchas habían pasado por delante y no se detuvieron.

Ser amable, darle a la gente tu tiempo y ser útil puede hacer que una situación difícil sea un poco más agradable. Hice lo que cualquier humano decente hubiera hecho en esa situación”.

Dean, quien es padre de un hijo y trabaja en la planta de Nissan en Sunderland, dijo que estaba “muy feliz” de que pudieran ver a la madre de Sharleen.

Facebook

Esta pareja se siente bendecida por conocer a un gran ser humano como Dean, y está muy agradecida con él por su acto de bondad. Comparte esta maravillosa historia que nos demuestra que en el mundo sí existen ángeles.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!