Ni los dolores de parto impiden que se gradúe y recibe su título en pleno hospital

Son muchas las personas que han demostrado convertirse en verdaderos guerreros cuando se trata de luchar por sus sueños. Tal como lo ha demostrado Shannon Kaschak, una estudiante de la escuela de negocio que decidió no renunciar a su graduación aún y cuando estaba en pleno trabajo de parto.

Después de tres años de intenso estudio está joven estaba lista para asistir a su graduación. Este sería el día más esperado en sus últimos años pero otro momento emblemático en su vida también estaba a punto de suceder: el nacimiento de su primera hija, Alice.

“Trabajé duro durante tres años. Estaba bastante triste de no poder asistir a la ceremonia”, comentó Kaschak.

El sábado 11 de mayo se celebró la graduación de la Maestría de Administración de Empresas de la Universidad del Sagrado Corazón, en Connecticut, pero Kaschak estaba en pleno trabajo de parto y no podría asistir al auditorio en el que se celebraría la ceremonia.

Sin embargo, esta madre no estaba dispuesta a perder el momento con el que tanto había soñado y apostó por tener una graduación bastante autentica. Shannon recibió su título en pleno centro de salud.

La futura madre estaba internada en el hospital Danbury, en Connecticut, y allí logró graduarse.

El padre de Shannon también había recibido el mismo título décadas atrás y, además, forma parte del Consejo de Administración de la Universidad del Sagrado Corazón. Gracias a esto, fue posible que el futuro abuelo gestionara algunos asuntos y Shannon recibiera el diploma en el Hospital.

El Sr. Kaschak hizo todo lo posible para que no sólo el título, sino el traje académico de su hija llegaran a tiempo.

La madre y hermana de Shannon también estuvieron en el hospital y participaron en la ceremonia.

Las enfermeras de Danbury le quitaron los monitores y las vías intravenosas a la joven, por espacio de 10 minutos, para que pudiese caminar con mayor tranquilidad por el pasillo.

De este modo se llevó a cabo una ceremonia bastante rápida, no sólo por la duración sino por el tiempo de preparación. Sin embargo, al final del día lo importante es que esta mujer pudo obtener su diploma de una manera bastante particular.

“Fue mucho al mismo tiempo”, dijo la feliz graduando.

La mañana del 12 de mayo nació Alice, la bebé de Shannon y su segunda gran alegría. En menos de 24 horas Shannon Kaschak se convirtió en profesional y en madre. La joven terminó emocionada por tan maravillosos eventos y agradecida con su padre por hacer su sueño posible. A partir de ahora, la pequeña Alice tendrá una gran historia que oír sobre su nacimiento.

Hemos escuchado de bodas en un hospital o cumpleaños pero nunca una graduación, menos aún si la graduando está a punto de dar a luz. Comparte esta grandiosa historia con tus amigos y enséñales el espíritu perseverante de Shannon.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!