Demanda a la entrenadora que la despidió “porque sus fotos en las redes eran muy sexys”

Practicar una disciplina deportiva requiere de esfuerzo, dedicación y tiempo, y la ex-jugadora de voleibol Shalom Ifeanyi de 19 años, siempre lo entendió muy bien, entrenando siempre con mucha pasión.

Sin embrago, fue despedida del equipo de la Universidad de Cincinnati (UC) tras la publicación de algunas fotografías en su cuenta de Instagram que, Molly Alvey su ex-entrenadora las consideró demasiado sexys.

Tras agotar todas las instancias internas de la UC sin ser escuchada, Shalom demandó a Molly ante el tribunal federal, a quien acusó por avergonzarla al cuestionar sus fotografías.

La decisión de esta entrenadora ha recibido fuertes críticas, incluso más de 20.000 personas han firmado una petición instando a la universidad para que la despida.

La demanda de esta joven atleta alega discriminación racial y sexual, acoso sexual, así como violación al debido proceso, y una indemnización de 75.000 dólares.

Esta demanda se basa en la denuncia individual en contra de Molly como entrenadora principal de voleibol femenino en la Universidad de Cincinnati, y otra denuncia en contra de Maggie McKinley como directora ejecutiva principal asociada de la Universidad de Cincinnati.

El desempeño de Shalom para muchos entrenadores era considerado excelente por su velocidad, potencia, constitución fuerte y su capacidad para saltar y golpear un balón pesado.

Esta joven inicialmente asistió a la universidad estatal de Oregón a través de una beca atlética. Sin embrago, después solicitó la transferencia y fue reclutada para UC a partir de enero de 2017.

Aunque Shalom fue bienvenida al equipo con algunas palabras de halago por la propia entrenadora, la demanda expresa que casi inmediatamente a su llegada al campus, Molly comenzó a acosar y avergonzar a la deportista haciendo comentarios y juicios sobre las fotos que ella publicaba en sus redes sociales.

VER TAMBIÉN:  Sale a la luz desgarradora carta de suicidio de la ex de Jim Carrey - "Me arruinaste la vida"

Estamos muy contentos de agregar a Shalom a nuestro equipo. Ella tiene una personalidad muy positiva, optimista y un fuerte espíritu competitivo en la cancha. Estamos seguros de que encajará inmediatamente en la cultura de nuestro programa. Ella está trabajando en desarrollar múltiples disparos para su juego”.

Shalom siempre mostró interés por mejorar sus habilidades y destrezas, tanto era su compromiso que entrenó implacablemente para recuperarse de una cirugía de rodilla, no faltó a sus entrenamientos e hizo un trabajo de rehabilitación adicional.

Shalom también declaró que, a pesar de que otras jugadoras de contextura más delgada y ligeras hicieron publicaciones en traje de baño no fueron objetos de críticas por parte de la entrenadora quien le repitió muchas veces que sus fotos eran demasiado sexys, aunque en todas lucía vestida.

La chica recuerda que el 19 de junio de 2017, su entrenadora la encerró en su oficina y le exigió que abriera su perfil de Instagram para eliminar algunas fotos.

Cuando los jugadores de fútbol vean esto, ¿qué crees que ven? Ellos ven tus senos. Es seductor”.

Esta chica borró la fotografía y salió de la oficina, pero el 21 de junio de 2017, y un día después del cumpleaños de la estudiante, recibió mensajes de texto de su entrenadora exigiéndole que eliminara otras fotos de su cuenta de Instagram.

Shalom respondió que ella no podía ocultar su contextura. Tal vez esta entrenadora quería que ella no se hiciera ninguna foto.

Casi una semana después ella fue convocada a una reunión y fue despedida por “tener una filosofía diferente”. La directora también estuvo presente en la reunión, pero solo escuchaba sin dar razón alguna que justificara el despido.

VER TAMBIÉN:  Una mujer se transforma en un siniestro títere de madera – No creerás cómo lo hace

Simplemente ambas le pidieron que devolviera los uniformes y retirara todas sus pertenencias del dormitorio porque sería asignado a otro atleta.

A causa de este despido la joven fue privada de su beca para el año académico 2017-2018, porque no se le renovó el financiamiento.

Tampoco podrá jugar al voleibol de manera competitiva para la temporada 2018-2019, lo que significa el fin de manera efectiva a la posibilidad de que Shalom opte por una beca atlética para pagar la matrícula y los costos relacionados.

Facebook

Según la denuncia la joven se vio obligada a matricularse en otra universidad para completar sus estudios de pre-grado y sus ingresos han mermado debido a la interrupción en su educación.

Se espera la demanda siga su curso y esta joven finalmente obtenga la atención por parte de las autoridades que tanto ha esperado. Comparte con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!