«Serán nuestros hijos para siempre» – Una pareja del mismo género logra adoptar a 4 hermanitos

Muchos niños en el mundo no tienen la oportunidad de contar con una familia que los acoja, llenándolos del amor y protección que necesitan para crecer confiando en sí mismos mientras aprenden a relacionarse con el mundo.

Estos pequeños sueñan con formar parte de un hogar y su inocencia es tan grande que son ajenos a todos los prejuicios de los adultos. Para ellos no es importante la raza, religión o preferencias personales de sus futuros padres, solo quieren ser felices.

Afortunadamente, algunas regiones del mundo han dejado atrás la discriminación y permiten a familias del mismo género sumar a su hogar el amor sincero de niños que lo necesitan. Como hizo una pareja de origen brasileño que adoptó a 4 niños.

Rafael de Souza y Pedro Miguel de Souza son una pareja amorosa y estable que tenía como más grande sueño formar una familia grande, rodeándose de las sonrisas y juegos de muchos hijos. No desistieron y lo que más anhelaban se hizo realidad.

Rafael y Pedro se casaron en 2011

Desde el año 2017 la pareja se encontraba inscrita en las bases de datos del sistema de adopción de su país, concretamente de la región de Parintins. Tuvieron que someterse y aprobar distintos exámenes que les acreditaron como personas viables para hacerse responsables de un niño, obteniendo así la autorización para adoptar.

«Después de la decisión que tomamos, intentamos conocer los caminos de la adopción y fuimos muy bien recibidos por los profesionales del condado de Parintins.

Nos dieron capacitación y después de los procedimientos, tuvimos la posibilidad de adoptar«, narró Pedro.

Desde el primer momento en que entraron al albergue para conocer a los pequeños que ahí vivían, sintieron una conexión única y especial con un grupo de 4 hermanos. Sabían que estaban destinados a estar juntos como familia.

«Desde el principio, cuando visitamos el refugio, estábamos encantados y nos cautivaron los cuatro hermanos, que hoy son nuestros hijos», comentó Rafael.

De inmediato, la pareja comenzó con los trámites de adopción y ahora conforman un hermoso hogar en el que continúan aprendiendo cómo educar adecuadamente a sus hijos y los niños pueden sonreír finalmente, al tener una familia después de su triste pasado.

Por supuesto, las críticas para la familia de Pedro y Rafael no se han hecho esperar, pero no hay nada que no puedan superar con el gran amor que se tienen el uno al otro y, sobre todo, con la fuerza que le dan sus pequeños.

Sus amados hijos tienen 2, 3, 6 y 7 años

Además, esta familia se completó con la llegada de Judite Castanheira, de 66 años de edad, quien es madre de Pedro y está más que encantada de poder apoyar en la crianza de sus queridos 4 nietos.

¿Hasta cuándo dejaremos el egoísmo para alegrarnos por la dicha de los demás? Nada es más importante y respetable que el amor a la familia, más allá de cómo o cuántos sean sus integrantes.

Comparte esta historia con todos tus amigos y ayuda a erradicar todos los prejuicios contra las parejas del mismo género.