Un niño de 13 años al que le robaron sus zapatillas acude al llamado del dueño de una tienda

Todo puede estar transcurriendo con total normalidad hasta que sucede algo completamente inesperado que nos hace sentir vulnerables ante seres que sin ningún remordimiento están dispuestos a lastimar a otros con tal de obtener lo que quieren.

Desafortunadamente, la delincuencia es una realidad latente que afecta a millones de personas en el mundo, y aunque las diferentes autoridades han estado luchando para combatirla no podemos negar que parece una carrera sin fin.

El niño tuvo un premio de consuelo después del robo.

Ante esto, todos estamos expuestos y en cualquier momento nos pueden despojar de nuestras pertenencias.

Recientemente la historia de un niño que fue acorralado por una pequeña banda para robarle sus pertenencias, llamó la atención de una tienda que decidió contactar al menor para obsequiarle un par de zapatillas de marca con la intención de intentar consolarlo tras la amarga experiencia.

Le robaron unas Nike 97 y ahora tiene unas Adidas último modelo.

Xoán es el niño de 13 años que fue atracado mientras caminaba cerca de la iglesia de Los Picos, en O Calvario-España, el menor fue interceptado por unos pandilleros juveniles quienes lo acorralaron y lo trasladaron a un callejón donde lo tiraron al suelo para robarle sus zapatillas deportivas, unas Nike 97. Al respecto el niño comentó:

“Me pegaron un bofetón, uno de ellos me dijo que le gustaban mis Nike, son muy caras, me llevaron a un callejón y me descalzaron”.

No pasó mucho tiempo para que la noticia se diera a conocer, la tienda 4Elementos ubicada en la calle Príncipe publicó en una historia en sus redes sociales para localizar al niño y ofrecerle un par de zapatillas de su preferencia.

“Mi primo vio el anuncio en la tienda y me avisó”. Relató el niño.

Xoán fue con su madre a la tienda que amablemente se ofreció a obsequiarle un nuevo par de zapatillas. El menor recorrió los pasillos del local acompañado del encargado Khalid, quien lo orientó para que viera las decenas de modelos y pudiera elegir el que más le gustara.

Después de varias pruebas, finalmente escogió unas Adidas de color beige. Al respecto Xoán comentó:

“Estoy flipando. Mis nuevas zapatillas son muy chulas, estoy muy contento”.

El niño estaba muy emocionado y agradecido ante el detalle que tuvo la tienda con él, confiesa que también estaba muy nervioso ya que medios locales estaban en el momento en el que eligió sus nuevas zapatillas.

Por fortuna, las autoridades dieron con los ladrones dos días después del robo, unos jóvenes de 15 y 16 años, que fueron presentados ante la fiscalía de menores.

Es lamentable que dos seres tan jóvenes estén perdiendo lo mejores años de su vida siguiendo malos pasos. Deseamos puedan rehabilitarse y sean parte de los buenos en esta sociedad cada vez más vulnerable.

Comparte este caso que terminó con un acto de solidaridad que nos hace recuperar la esperanza.