Ser gay y vivir en Chechenia es sinónimo de desapariciones, torturas y muerte

El enojo y la violencia suelen provenir del miedo. Miedo a lo desconocido, miedo a aquello que no comprendemos, a lo diferente, a la otredad. El miedo es parte de nuestra evolución, nos mantiene vivos en caso de peligro. Pero a veces el miedo se convierte en enojo, en violencia y cobardía, y la siguiente historia es una muestra de ello.

Organizaciones de derechos humanos han alzado la voz para denunciar las brutalidades que la comunidad gay sufre en en Chechenia. Organizaciones como Human Rights Watch o la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales apuntan las graves violaciones de derechos humanos y civiles que cientos de hombres homosexuales han enfrentado.

Según un el periódico ruso Novaya Gazeta, estos varones fueron arrestados y torturados por la policía chechena, muchos de ellos fueron además enviados a detención de manera irregular… simplemente por ser homosexuales.

La historia apoya años de denuncias que los activistas han levantado ante las autoridades, corroborando con repetidos casos el alcance de la situación. Por ahora, la Unión Europea y el Departamento de Estado de Estados Unidos ha exhortado a las autoridades rusas a investigar de manera pertinente lo que pasa en Chechenia.

El Nóvaya Gazeta afirma tener información sobre más de 100 casos de hombres entre 16 y 50 años detenidos bajo estas condiciones. Varios hombres relatan que fueron torturados con electricidad, sometidos a palizas, humillaciones y encerrados en celdas junto a otras 20 o 30 personas, muchas de las cuales eran drogadictos o sospechosos de ser miembros de organizaciones yihadistas como el Estado Islámico (ISIS).

Sin comer, durmiendo en el suelo y heridos en todo sentido, son presionados para “delatar” a otros homosexuales, como si fuera parte del crimen organizado. Muchos son rescatados gracias a que sus familias pagaron grandes cantidades de dinero, pero algunos otros parecen no haber recibido ayuda a tiempo, pues se habla de al menos tres asesinatos.

VER TAMBIÉN:  Por esta razón, para las mujeres de Malasia tener redes sociales es una verdadera pesadilla

Este fenómeno puede ser difícil de entender, por lo que me di a la tarea de buscar un poco más sobre el tema y hallé este video de @masha_godoy, socióloga nacida en Rusia y que actualmente vive en Barcelona.

No es necesario estar de acuerdo con todos en todo, la diversidad en opiniones, métodos y hasta sexualidades nos enriquece y fortalece. Es doloroso, pero hablar del tema es el primer paso.

No permitamos que el miedo y la ignorancia nos gane, compartamos amor.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!