Se prepara para una selfie sin darse cuenta que un adorable intruso quería colarse en la foto

Muchos anhelamos esos momentos de relax, lejos del estrés del trabajo y la rutina. Y qué mejor bajo la brisa del mar y el sol resplandeciente. Es entonces cuando no desaprovechamos la oportunidad para capturar con la cámara esos imperdibles momentos con amigos y familiares.

Es así cómo la red está repleta de encantadoras imágenes, pero definitivamente las reinas de todas son las selfies. Ya que algunos prefieren relajarse a solas, acudir al autorretrato es la solución perfecta para capturar esos momentos que no queremos olvidar.

Como le sucedió a este hombre que daba un paseo en bote

Él se disponía a tomarse una selfie, cuando no contó con la presencia de un adorable intruso que sin pedir ningún tipo de permiso, decidió posarse sobre su hombro.

Solamente cuando el hombre estuvo a punto de aplastar el botón para capturar el paisaje, de la nada pudo ver en la pantalla del teléfono cómo una cabecita marrón con unos bigotes y unas mini orejitas se acurrucaban en su regazo como si pidiera ser correspondido.

Un pequeño lobo marino se posó sobre su hombro y se coló olímpicamente en la foto

Fue entonces cuando el hombre decidió activar la cámara para capturar todo en vídeo. Era consciente de que algo así difícilmente podía repetirse y tanto él como su pequeño nuevo amigo estaban disfrutando como nunca.

El divertido animalito adoptó todas las poses posibles…¡Mientras más cerca, mejor!

El hombre fue testigo de la manifestación más palpable de la infinita ternura en un sólo animal. Lo acariciaba, se acurrucaba entre su hombro y su barba, lo llenaba de besos…

¿Has visto un derroche de amor igual?

El hombre, por su parte, no podía parar de reír al ver el carácter confiado de su nuevo amigo. Esto se considera muy inusual, ya que las lobos marinos pueden parecer tiernos, pero pueden resultar agresivos ante la presencia de un extraño al que no están acostumbrados.

Pero si de algo estaba seguro el lobo marino era de que quería salir en el vídeo a como de lugar. Y que ya que era el protagonista, aprovecharía su minuto de fama.

“Aquí está mi nuevo amigo”, dice el hombre mientras graba el adorable momento que ya ha sido visto por el mundo entero 3 millones de veces.

Incluso, en otro momento el pequeño se sacude el agua salada como si quisiera peinarse un poco para salir decente en la foto.

Youtube

El resultado de esta adorable e inusual experiencia quedó recogido en el siguiente vídeo. ¡No te lo pierdas!

Qué suerte poder contar con este momento tan mágico. No te vayas sin compartir estas adorables imágenes en tus redes. ¡Alegrarás el día a cualquiera!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!