Una niña de 10 años escala un acantilado de 900 metros de altura durante 5 días de arduo trabajo

Escalar no es para nada un deporte sencillo, cada monte puede significar un nuevo desafío y esto lo sabe muy bien un escalador experto. Pero esta historia no se trata de un veterano, sino de una pequeña de 10 años que parece no temer a ningún reto por grande que este sea.

Su nombre es Selah Schneiter una niña de Colorado que la semana pasada escaló el imponente acantilado “El capitán”, de más de 900 metros de altura, ubicado en El Parque Nacional de Yosemite. 

Cuando regrese a clases de sus vacaciones de verano, Selah tendrá una historia fascinante que contarle a sus compañeros. La aventura la emprendió en compañía de su padre, un alpinista veterano, y su mejor amigo.

La travesía le tomó casi 5 días de arduo trabajo pero el 12 de junio concretó finalmente su hazaña. Selah se ha convertido en la persona más joven en escalar este acantilado en San Francisco, California. 

La familia de la pequeña está llena de escaladores y tanto su padre Mike Schneiter como Selah parecen enamorarse más en cada nuevo reto.

Para ellos la experiencia fue un tiempo precioso e íntimo entre padre e hija, aunque también contaron con la compañía de un gran amigo de la familia.

“Tuvimos que pasar mucho rato juntos y pasar momentos en las repisas sólo relajándonos … hablando sobre el mundo… hablando sobre la vida”, dijo su padre, Mike Schneiter.

No puede negarse que la hazaña se convierte en un verdadero trabajo en equipo. De hecho, el dúo confesó que tenían un lema significativo que utilizaban para mantenerse concentrados ante una subida traicionera.

“¿Cómo se come un elefante? Pequeños bocados”, dijo Mike.

La idea era recordar la importancia de mantenerse concentrados en cada movimiento, pues para poder avanzar debían hacer un movimiento a la vez, cada metro a la vez y cada día a la vez.

Durante el recorrido, el padre de Selah registró algunos momentos de la escalada de su hija. Las imágenes son simplemente sorprendentes.

Aunque el promedio para escalar este acantilado es de unos tres días y la pequeña se tomó un poco más, esto no resta la gran hazaña que ha logrado.

“Fue una gran tarea y al final sólo lo hizo con un gran lanzamiento y fortaleza emocional”, dijo su compañero de escalada, Mark Regier.

Esta precoz escaladora de Glenwood Springs se ha apuntado una gran hazaña a su carrera, al concretar el desafío se ascender por la imponente pared vertical de granito. Ni ella misma podía contener su emoción, tras lograr el desafío.

“Sí llegué, pero no puedo creer que haya hecho eso”, confesó  Selah.

Al final de la jornada este equipo de escaladores celebró su logró de una forma bastante tradicional: con unas deliciosas pizzas. Ahora, Selah tienen en mente nuevos proyectos y estamos seguros que su familia continuará apoyándola de forma incondicional.

La pequeña ha demostrado tener un gran talento y empeño así que cómo podrían negarse a acompañarla en una nueva aventura.

Hay deportistas que simplemente impresionan y Selah es una de ellas. Comparte esta nota y muéstrales a tus amigos el increíble reto de esta campeona ¡Bravo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!