Se viste de payaso cada día para recaudar el dinero que necesita para salvar a su esposa

Durante la adversidad, cuando tenemos crisis financieras que nos hacen perder en algo el control, solemos sentirnos mal. A veces perdemos la esperanza, las fuerzas y creemos que nada tiene solución. 

Se supone que podemos ser más fuertes si tenemos un apoyo, y sí, es precisamente en las pruebas más complicadas donde se afianza el amor en una relación. 

Rafael Mena es un amoroso marido que haría lo que fuera por su esposa. El hombre sale todos los días vestido de payasito con la intención de lograr la meta de recaudar los más de 2 mil dólares que necesita para la operación de su amada y salvarla de un agresivo cáncer de garganta que la mantiene convaleciente. 

Si bien antes Rafael contaba con la atención del Seguro Popular de Ciudad Juárez, en México, el Gobierno Federal eliminó recientemente esta institución, dejando sin asistencia médica a la pareja. Dicha operación es fundamental para extirpar los tumores y garantizar la vida de la mujer.

No tenemos más opción, el Gobierno nos dejó a la intemperie en materia de salud”, comentó Mena. 

Los servicios de salud pública son insuficientes y ahora inaccesibles para la población no adscrita

Conocido como ‘“Tingüidín”, el mexicano cada día pone manos a la obra y se ubica en los cruceros de Tecnológico y en avenida La Raza y López Mateos para ofrecer su hilarante espectáculo.

Se esfuerza mucho en ofrecer calidad a su público, integrado principalmente por niños. Realmente le urge el dinero, ya que además de la enfermedad de su esposa, tiene dos hijos que mantener. 

La causa de Rafael atrajo a un grupo de motociclistas que en solidaridad se sumó a Mena y su familia.

El domingo pasado vendieron hamburguesas en una feria de comida y el dinero obtenido fue entregado al payasito. Es que no solo necesita dinero para la operación, también para las consultas, que oscilan entre los 250 y los 400 dólares. 

Estamos muy agradecidos por el apoyo y las muestras de cariño de la gente. Incluso creo que he descubierto mis cualidades histriónicas. Además, haría lo que fuera por mi esposa”, dijo Rafael, visiblemente conmovido. 

Rafael daría la vida de ser necesario por su familia, pero, además, lo hace de forma noble y honrada. Cada peso ganado con su arte simboliza un poco de esperanza para ellos y un peldaño menos que subir para lograr su objetivo. 

Pese a que muchas veces peleamos con nuestros seres queridos, contar con una familia en nuestra vida es un verdadero privilegio. Son cimientos, la base sobre la que la mayoría de las personas construye su vida. La familia no solo es importante, la familia lo es todo. 

 Ojalá pudiéramos apoyar una iniciativa de ayuda para este padre y esposo desesperado que pueda darle la oportunidad de vivir a su esposa. Comparte esta historia de amor filial entre tus familiares y amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!