Se reencuentra con su hermana gemela 53 años después de que fuera dada en adopción

¿Te imaginas el desolador sentimiento de no poder abrazar a tu hermano durante 53 años?

Estar al lado de la familia es un derecho vital que debemos valorar y apreciar a cada momento, ya que no todas las personas tienen la dicha de poder haber crecido junto a sus seres queridos.

Esta es la triste historia que separó a toda una familia brasileña, en especial a dos hermanas gemelas que solo pudieron abrazarse por vez primera tras una larga lucha y decenas de años.

Hace 6 meses, Miriam Ramos descubrió que había sido adoptada y que, además, tenía una hermana gemela a la que jamás había conocido. Ambas nacieron en la localidad de Santos, en la costa de São Paulo, pero su mamá tuvo que tomar la difícil decisión de separarlas para que fuesen cuidadas por familias de diferentes ciudades.

Nacieron el 02 de abril de 1967

Desde el insólito descubrimiento, el único objetivo de Miriam ha sido encontrar a su hermana perdida, en un intento de recuperar todo el tiempo que no han podido pasar una al lado de la otra. La misión no fue fácil, pero jamás se rindió.

«Siempre veía informes de hermanos adoptivos que se reunían después de años y me preguntaba: ‘¿me puede pasar a mí?’ Fue entonces cuando comenzó mi búsqueda», afirma la mujer.

Para encontrar a su hermana gemela, Miriam compartía su historia y fotografías en las redes sociales

Al ponerse en contacto con el hospital en donde había nacido, haciéndoles saber su historia, Miriam pudo obtener la información suficiente para encontrar a su madre biológica, a la que conoció en diciembre de 2020. Pero aún tenía que reunirse con su hermana.

Contra todo pronóstico, el milagro se dio gracias a la sobrina de la hermana que tanto buscaba. Clênia Maria Coelho, ese era el nombre de la niña que había sido dada en adopción junto a Miriam.

Sin embargo, ella desconocía que no estaba con su familia biológica y sus hermanos adoptivos se lo comunicaron antes de que ella lo descubriera por la campaña realizada en las redes sociales en donde se le buscaba.

Clênia descubrió que es adoptada en enero de 2021

Una semana después de la gran revelación, Clênia conoció a su madre biológica. Pero, le fue mucho más difícil poder contactar con su hermana, debido a que no sentía ningún vínculo hacia ella.

Cuando finalmente accedió a contestar los mensajes de Miriam, se preparó para conocerla en persona, aunque temía llevarse una gran decepción en el proceso. La reunión se daría en casa de su madre biológica.

Después de 53 años, Clênia y Miriam estuvieron frente a frente, se dieron un gran abrazo y experimentaron un amor indescriptible que solo puede explicar un lazo genuino de familia.

Enhorabuena por estas dos hermanas que finalmente se han conocido y podrán recuperar todos los momentos felices que no vivieron juntas

Este caso demuestra que siempre se puede ayudar a los demás a alcanzar sus sueños, compártela para motivar a los demás a seguir sus metas y jamás rendirse.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!