Se queda ciega una niña de 4 años al contraer una gripe de la que no había sido vacunada

El caso de Jade DeLucia, de 4 años, de Lowa, Estados Unidos, ha causado conmoción. La niña no recibió la vacuna de la gripe que le correspondía en la última temporada y se enfermó poco antes de celebrar la Navidad.

Estuvo ingresada en el Hospital de Niños de la Familia Stead en la Unidad de Cuidados Intensivos durante dos semanas porque la gripe que contrajo causó complicaciones en su cerebro.

Desarrolló una encefalopatía, un daño que puede causar consecuencias muy graves, la menor perdió la vista.

A pesar de que quedó ciega, los médicos aseguran que es un daño menor porque estuvo en riesgo de perder la vida.

“Tiene mucha suerte de estar viva, es una pequeña luchadora y creo que es muy afortunada”, dijo la doctora Theresa Czech, una pediatra que la ha atendido.

El 19 de diciembre del año pasado, Jade presentó los primeros síntomas, amaneció advirtiéndoles a sus padres que se sentía mal y tuvo fiebre.

En la víspera de Navidad, el 24 de diciembre, Stephen Delucia, padre de la niña, entró a su habitación extrañado de que no se hubiera levantado.

Jade estaba en su cama sin responderle y tenía una temperatura corporal muy alta.

De inmediato la trasladaron al hospital, los médicos alertaron sobre las consecuencias que podía tener por las complicaciones de la gripe sin estar vacunada.

Al día siguiente, determinaron que la gripe había afectado su cerebro.

“Los médicos nos dijeron que tenía un daño cerebral significativo, que nuestra hija no se despertaría nunca, y si lo hacía, podría no ser la misma”, explicó la madre Amanda Phillips.

Pero rompiendo los peores pronósticos, el pasado 01 de enero Jade reaccionó, se despertó y su estado de salud parecía mejorar. Hasta que sus padres notaron algo extraño, cuando colocaban frente a ella su peluche favorito, un unicornio blanco, ella no lo miraba.

Después de comprobar que no tenía ningún problema en sus ojos, los médicos concluyeron que el fallo estaba en sus funciones cerebrales. No pueden determinar si recuperará la visión, lo sabrán en tres o en seis meses.

Mientras tanto, los padres de Jade quieren que su caso sea difundido en todo el mundo para que todos puedan crear consciencia sobre la importancia de las vacunas. Crearon una campaña en GoFundMe para recaudar dinero destinado a los gastos médicos.

Cada año, centenares de niños pierden la vida a causa de la gripe, la mayoría sin haber recibido la vacuna que debe renovarse cada año.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, miles de niños son hospitalizados, muchos tuvieron consecuencias irreversibles y estaban completamente sanos antes de contraer la gripe.

Comparte esta valiosa información que puede ayudar a muchas familias a prevenir complicaciones como las que enfrena Jade o incluso peores tragedias.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!