Se opera para aumentar sus senos y termina en coma por culpa de una negligencia médica

Dicen que los ojos son la ventana del alma y ahí radica la verdadera belleza de una persona, sin embargo, algunas mujeres deciden realzar ciertos atributos sin imaginar el riesgo que esto conlleva.

Emmalyn Nguyen es una joven de 18 años que decidió realizarse una cirugía estética para aumentar sus senos obteniendo un resultado muy distinto al esperado. Terminó con daño cerebral y su familia presentó una demanda contra el personal médico que supervisó la cirugía.

La operación la realizó el doctor Greenwood Village Geoffrey Kim. 

Su familia destaca que nunca imaginaron que la cirugía saldría mal, la madre de la joven, Lynn Fam, señala que su hija antes era una adolescente feliz y dinámica, ahora esta postrada en un cama dependiendo de la atención de sus seres queridos.

Según la demanda que realizó la familia, Emmalyn no recibió ninguna atención después que el enfermero Rex Meeker le administrara anestesia en horas de la tarde el primero de agosto del año en curso.

La intervención se realizó en el Centro de Estética y Cirugía Plástica de Colorado.

Antes de que Emmalyn fuera intervenida a la familia se le informó que la cirugía solo duraría un par de horas, pero el tiempo pasó y la señora Fam tuvo un mal presentimiento, no era normal que una cirugía de aumento de senos durara tanto.

Después de varias horas, el doctor Kim le informó a la familia sobre el estado de la joven. En palabras de la señora Fam el doctor comentó lo siguiente:

Todo salió bien, lo único es que no continuamos con el procedimiento porque su ritmo cardíaco bajó pero ella está bien. Dijo que todo está bien, Emmalyn está bien, todo está bien. Es joven, está sana estará bien, solo le está tomando mucho tiempo despertarse”.

Desafortunadamente, todas estas palabras no eran más que un falso consuelo para no alarmar a la familia sobre todo lo que había padecido la joven en el quirófano.

Más tarde a la familia se le informó que Emmanly sufrió dos paros cardíacos en los que lograron revivirla pero quedó afectada neurológicamente.

En el 2007, Meeker se vio involucrado en una demanda después de que una joven sufriera daño cerebral y falleciera un mes después.

El enfermero a cargo no hizo el llamado correspondiente para pedir ayuda, cuando finalmente llamó al 911 la adolescente fue trasladada al Hospital Adventista de Littleton.

Emmalyn duró un poco más de cinco horas en el quirófano hasta que la llevaron a otro hospital.

Después de 22 días en el hospital la remitieron a un centro de rehabilitación para recuperarse.

Actualmente la joven ha recuperado mínimamente la consciencia, posiblemente pasará el resto de sus días sin la posibilidad de hablar, caminar, comer, simplemente sin poder cuidarse por sí misma.

La demanda alega negligencia, aunque la familia de Emmalyn nunca podrá encontrar el consuelo de volver a disfrutar como siempre de su personalidad y su presencia, saber que los responsables no podrán arruinarle la vida a otro paciente les da tranquilidad.

Ojalá que se haga justicia en este caso que ha causado mucha conmoción en las redes. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!