Se niegan a atender a una niña de 9 años en un restaurante dejándola a punto de llorar

La alimentación es un derecho fundamental de todos los niños. Aunque son pequeños, ellos también merecen ser tratados con amabilidad y respeto por los empleados de los restaurantes, pero no siempre es así y son objeto de las peores injusticias.

Esto es lo que vivió una niña de solo 9 años de edad, llamada Lilly Bullen, que quedó devastada después de que el personal de una tienda McDonald’s se negara a servirle por ser menor de edad.

Lilly entró en la sucursal del restaurante de comida rápida, ubicada en Bradshawgate, Leigh, para recoger un pedido que su madre había realizado y pagado a través de la aplicación de McDonald’s. Se negaron a atenderla señalando que la orden de no servir a niños menores de 16 años fue dada por la policía de Manchester.

Pero, un miembro del personal le dijo a Lilly que a los menores de 16 años no se les podía servir alimentos después de las 5:00 pm, dejándola con el corazón roto y al borde del llanto.

Este suceso ha causado mucha polémica y, en realidad, sí se implementó una norma que prohíbe servir a menores de 16 años después del mencionado horario porque muchos adolescentes acostumbran causar destrozos en las tiendas de comida rápida.

“Estaba al borde del llanto, preguntándose qué había hecho mal. Tuve que hablarle muy dulce para reconfortarla”, mencionó la madre de la niña, Claire Bullen.

Ante lo sucedido, la insatisfecha madre decidió volver junto a su hija al restaurante para confrontar al personal que se había portado tan injustamente con la menor.

“Entré con ella para desafiar a la empleada y su respuesta fue un poco grosera. Me dijo que mi hija es menor de edad y que no podía entregar la comida. Le expliqué que ya habíamos ordenado y pagado, que mi hija solo estaba recogiendo el pedido”, señaló la mujer.

Pese a la molestia causada, la mujer entendió después que todo se debía al mal comportamiento de niños mayores, pero reafirmó que era algo muy malo e injusto para los niños pequeños que solo desean alimentarse y que no siempre pueden estar acompañados por sus padres.

“Siempre lo arruinan para los niños más pequeños. Había visto publicaciones sobre algunos adolescentes que causaban problemas, pero no tenía idea de la negativa del servicio después de ciertas horas”, aseguró la madre.

McDonald’s también se pronunció al respecto, señalando que la orden de no servir a niños menores de 16 años fue dada por la policía de Manchester, pero siempre pueden recibir alimentos si son acompañados por sus tutores.

En ocasiones las leyes terminan siendo injustas para los más pequeños y vulnerables, como sociedad es nuestra obligación obedecer las normas, pero también tenemos derecho a alzar la voz ante las injusticias.

Comparte este polémico caso con todos tus amigos y coméntanos qué hubieses hecho tú, si a tu hijo le sucediera algo semejante.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!