«Me dicen que el lunar es feo, que no soy capaz» – Le niegan entrar a un concurso de belleza

Imagina por un instante a una niña cualquiera (digamos que se llama Angie) que empieza sus clases como todos los días. Era, hasta entonces una niña normal, un poco tímida, pero solo lo justo y necesario.

Hoy es su segundo mes en el colegio y le dice a su madre que le duele el estómago. “¿Otra vez?”, dice su madre con sorna y le ordena que se vista.

Angie llega al colegio. Está bastante callada, pero su madre ni se entera de que, por dentro, está aterrorizada. Es como si a un adulto le llevaran a un campo de concentración; un espacio cerrado en el que tiene que compartir varias horas al día con sus verdugos.

Angie Patricia Cuero Reina es hoy en día una hermosa joven y modelo de 1.81 metros de altura quien, con tan solo 18 años fue electa por la organización de Miss Universe Colombia como la representante del departamento del Valle del Cauca.

Sin embargo, de niña fue presa de tratos injustos y objeto de las burlas de sus compañeros de clase durante muchos años, debido a un lunar que tiene en el rostro. Hoy en día está decidida a dejar en alto el nombre de su departamento, pero además, demostrar que el trato que sufrió en la infancia le sirvió para empoderarse como mujer y hoy hacer de este una virtud.

“Me dicen que el lunar es feo, que no tengo las capacidades para entrar a este reinado. Yo me siento hermosa por mi lunar, muchos lo ven como un defecto, pero yo como una virtud que Dios me ha dado”, expresó la joven, orgullosa de sí misma en una entrevista televisada.

La joven, oriunda de Buenaventura, Colombia, estudia Investigación Judicial en la Universidad de Cali, ha participado en numerosos certámenes de belleza y se ha preparado en diferentes academias de modelaje.

Por su parte, la madre confesó sentirse profundamente dolida cada vez que su pequeña hija llegaba nerviosa, y hecha un mar de lágrimas le decía que en el colegio la llamaban “oso panda”, o “vaca”, algo que, más adelante haría el milagro de que Angie comenzara a identificarse positivamente con los animales.

“Le dije, eso es una virtud que Dios te ha dado”, afirmó la madre de la modelo.

Lo cierto es que esa lluvia de burlas, críticas destructivas y crueles a las que fue sometida, finalmente hicieron que la nueva Miss Valle del Cauca se volviera más fuerte y empoderara como mujer, aunque admitió que le da tristeza ver comentarios negativos en redes sociales por el lunar, porque es afro, porque es de Buenaventura, en fin.

Angie forma parte, junto a otras 11 candidatas del grupo revelado por Miss Universe Colombia para competir por el cetro a la nueva Miss Colombia, que representará al país en el próximo concurso de Miss Universo 2021, entre el 6 y 16 de noviembre, en Barranquilla.

La joven fue muy afortunada en contar con la resiliencia y paciencia suficientes para convertir su sufrimiento en su principal arma de superación, ya que, en la mayoría de los casos de niños acosados, la consecuencia más grave se produce en la autoestima, la cual, queda profundamente dañada tras los ataques recibidos.

Siempre es posible liberarse de estos efectos dañinos. A veces, se requiere de ayuda exterior para poder hacerlo, pero, es posible dejar el doloroso pasado atrás y recuperar la autoestima perdida en nuestra infancia. Comparte esta historia de amor propio con tus familiares.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!