Se niega a regresar a la casa en la que perdió a su hija de 3 años por un trágico accidente

Amanda Furner es una dedicada madre de familia que se encuentra pasando por el momento más difícil de su vida. Un inesperado accidente la hirió mientras estaba embarazada y además acabó con la vida de su hija.

Al parecer, el auto que había rentado tenía serios problemas en el sistema de frenos y se movió inesperadamente cuando la pequeña Charlotte Smithers se encontraba justo detrás.

Charlotte apenas tenía 3 años cuando perdió la vida.

Todo sucedió cuando Amanda se dispuso a encender el aire acondicionado del auto antes de subir. Mientras tanto, la pequeña Charlotte esperaba por su madre detrás del auto Ford Territory que tenían rentado y con opción a compra.

Amanda fue a alzar a su pequeña para llevarla a su respectivo lugar pero en ese momento el vehículo retrocedió y las hirió gravemente.

Estoy cien por ciento segura de que el freno de mano estaba activado, pero cuando tomé a Charlotte entre mis brazos el auto se deslizó y nos golpeó”.

El golpe resultó fatal para la pequeña Charlotte. Amanda sobrevivió con una serie de heridas y ahora el bebé que espera esta siendo constantemente monitoreado por los especialistas ya que temen que el fuerte shock afecte su salud.

Solamente había encendido el auto para regular la temperatura; así que la angustiada madre asegura que es culpa de la compañía de autos que les entregó el Ford en mal estado.

El accidente ocurrió cuando Amanda fue a buscar a sus hijos en la guardería.

Un par de meses atrás, Amanda visitó a su mecánico personal y él le aseguró que no le recomendaba conducir ese automóvil.

Como la compañía de renta es la responsable de dejarlo en óptimas condiciones; ella lo llevó y les pidió que se hicieran cargo del problema.

En menos de 7 días se lo regresaron y le dijeron que todo estaba en orden. La familia está esperando los resultados de las investigaciones para demandar a la compañía que les rentó el Ford.

“Fue extremadamente horrible. Sólo quiero que la gente sepa que yo no lo hice. Mis niños significan mi mundo entero”.

Por los momentos se encuentran viviendo en un motel. Simplemente le resulta demasiado doloroso volver a la vieja casa y enfrentar la ausencia de la pequeña Charlotte.

La fecha estimada del nacimiento del bebé de Amanda era el 20 de diciembre, el mismo día en que Charlotte estaría cumpliendo 4 años. Sin embargo, han decidido adelantar su nacimiento a través de una cesárea ya que su salud se encuentra muy delicada.

El accidente tuvo lugar en el norte de la ciudad de Melbourne en Australia.

Lamentamos enormemente la dolorosa partida de Charlotte. Esperamos que se llegue al fondo del asunto y se tomen las medidas necesarias para que nadie tenga que pasar por algo tan devastador. La hermosa Charlotte vivirá por siempre en el recuerdo de sus padres y hermanos.

No te vayas sin compartir esta nota para alertar a miles de personas sobre el riesgo de sufrir un accidente similar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!