Se le cae su teléfono móvil desde un avión y cuando logra recuperarlo se queda en shock

Todos hemos pasado por la experiencia de realizar un movimiento en falso y ver cómo nuestro móvil cae estrepitosamente al suelo.

Enlaces patrocinados

Algunos quedan con la pantalla destrozada, otros con un par de raspones y en más de una ocasión hay quienes no logran volver a encender sus dispositivos.

Sin embargo, parece que hay personas con muchísima suerte. Ernesto Galiotto se encontraba realizando un video a más de 200 metros de altura cuanto ocurrió un pequeño accidente.

Ernesto es un ecologista que realiza una serie de viajes a destinos exóticos para capturar la belleza de la naturaleza y ayudar a crear conciencia sobre los hermosos paisajes que tenemos a nuestro alrededor.

Recientemente, se encontraba en el asiento del copiloto de un avión mientras sobrevolaba la playa Cabo Frio en Río de Janeiro. Su trabajo era renovar una bandera azul que simboliza la calidad ambiental de la playa.

Enlaces patrocinados

Estas banderas son reconocidas internacionalmente y Galiotto se ofreció a aportar su granito de arena por esta hermosa playa. Lamentablemente, ocurrió un pequeño accidente. Al principio, Ernesto sostenía su móvil con sus dos manos y por fuera de la ventana del avión.

Mientras grababa, continuaba charlando con el piloto y durante unos segundos soltó el dispositivo con una de sus manos para realizar un pequeño gesto. De inmediato, llegó una fuerte ráfaga de viento al lugar y el iPhone 6 cayó a toda velocidad.

“En 15 segundos el móvil llegó al suelo. Cayó con la pantalla hacia abajo y continuó grabando durante una hora y media”, explicó Ernesto.

Enlaces patrocinados

Ernesto y el copiloto decidieron continuar con su recorrido. Realmente no había muchas posibilidades de recuperar al móvil y no estaban seguros si había caído al mar.

Al día siguiente, Ernesto trabajó con la ayuda de un técnico y lograron rastrear el iPhone. Tardaron doce horas en encontrarlo y se sorprendieron al hallarlo todavía encendido y con 16% de batería restante. Sin embargo, eso no era lo más impactante.

A pesar de haber sufrido una dramática caída, el móvil se encontraba prácticamente intacto. Había sufrido un par de raspones pero la pantalla no se rompió en absoluto.

Enlaces patrocinados

Lo único que el móvil tenía de protección era un pequeño estuche de silicón así que nadie lograba explicar lo sucedido. No hay dudas de que todos desearíamos contar con la misma suerte de Ernesto.

Puede que Galiotto sea la única persona en decir que su móvil sobrevivió desde una altura tan sorprendente. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!