Se lanza a la piscina para salvar a su hermana de 3 años que estaba inconsciente bajo el agua

Jayla Dallis, de 10 años, se encontraba disfrutando en la piscina de un complejo residencial ubicado en la localidad de Chamblee, Georgia, junto a su hermana Kali, de 3 años el pasado 15 de mayo.

Durante ese día de sol y disfrute familiar ocurrió un incidente que nadie notó, excepto Jayla. Su hermanita se estaba ahogando, había permanecido durante varios segundos inconsciente bajo el agua.


La pequeña se lanzó a la piscina con su flotador, pero había quedado boca abajo, mientras intentó sacar la cabeza con desespero del agua perdió el flotador.

Al ver la peligrosa situación, Jayla se lanzó de inmediato al agua para ayudar a su hermana, enseguida los guardias de seguridad del complejo acudieron para socorrerla.

Jayla pudo sacar a Kali de la piscina después de que la tía de ambas, quien las supervisaba, y el gerente del complejo acudieran para ayudarla.

“Ella estaba muy pesada, tuve que tirarla por el pelo, y después la levanté por la cintura para poder alzarla”, relató Jayla.

Uno de los testigos llamó al 911 mientras le aplicaban RCP a la menor de tres años, durante casi 10 minutos permaneció sin pulso.

“Vi a mi hija tendida ahí. Sabía que tenía que salvarla”, dijo uno de los rescatistas.

La niña no respondía a los intentos de reanimación que le practicaban, cuando llegaron los servicios de emergencia la trasladaron al hospital donde permaneció ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos. Su madre, Danishia Dallis, estaba devastada.

El pronóstico de los médicos no era bueno, temían que no recuperara la conciencia.

Afortunadamente logró recuperarse y ya recibió el alta médica tras superar la amarga experiencia que pudo acabar con su vida.

Las cámaras de seguridad grabaron todo lo sucedido, la hazaña de Jayla se ganó a admiración de millones de personas. Ha recibido numerosos reconocimientos por haberse convertido en un héroe para su hermana pequeña.

De no haber sido por su rápida y oportuna reacción lamentablemente Kali no habría logrado sobrevivir, en cuestión de segundos la pérdida de oxígeno que sufría habría sido fatal.

Danishia declaró a los medios de comunicación diciendo que considera que su hija logró recuperarse de milagro. Además, instó a los padres y cuidadores a vigilar de forma permanente a los niños en las piscinas.

Daily Mail

“No les quites los ojos de encima. No quites nunca tus ojos de ellos. Algunos flotadores no son seguros. Ten cuidado. Cuida a tus hijos”, concluyó la madre de la menor.

A través de este impresionante caso se puede crear conciencia sobre el peligro de descuidar a los pequeños en las piscinas y de confiarse en la seguridad que ofrecen los flotadores. No te vayas sin compartir esta advertencia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!