Se graban sin darse cuenta de que su bebé estaba a punto de saltar desde lo alto de la litera

Sveta Ananas y su esposo Andrei son una pareja que ha ido ganando cada vez más seguidores gracias a los vídeos cortos que realizan en una aplicación llamada TikTok.

Recientemente, Andrei alcanzó un millón de vistas y decidieron celebrarlo por todo lo alto con un vídeo en donde mostraban su alegría al recibir esta noticia.

La pareja y sus hijos viven en la ciudad de Ekaterimburgo en Rusia.

Se trata de un vídeo muy corto y grabado en cámara lenta. Allí se puede ver a Sveta preparándose para lanzarse a los brazos de su esposo mientras su bebé, Gabriel, se encuentra en la parte más alta de una litera jugando con un peluche.

Andrei y ella están completamente concentrados en el abrazo que se van a dar así que no se dan cuenta de que su hijo está dispuesto a seguir, literalmente, los pasos de su madre.

Sveta tiene más 50 mil seguidores en sus redes sociales.

Sveta toma un poco de impulso y se toma del cuello de su esposo mientras da un salto acrobático que termina en un fuerte abrazo.

Se puede ver que segundos después de ver lo que sus padres están haciendo; el pequeño Gabriel se acerca peligrosamente al borde de la cama y se dispone también a saltar hacia abajo. Sus padres, a pesar de que están muy cerca realmente no ven lo que está pasando y continúan concentrados en su pequeña pirueta.

La pareja muestra en las redes sociales su estilo de vida atlético y saludable.

Durante los segundos más tensos del vídeo, no se puede ver bien lo que sucede con el pequeño Gabriel. El bebé queda oculto tras sus padres mientras ellos celebran. Segundos después se puede ver que el bebé aterriza de una manera que podría ser peligrosa e incluso parece que continuará rebotando hacia atrás.

El pequeño Gabriel está apunto de empezar el preescolar.

Lo más alarmante es que su cuello parece tener que soportar gran parte de su peso en la caída. Por suerte, Gabriel se sienta de inmediato y sigue mirando a sus padres con mucha alegría demostrando claramente que no hubo ningún daño.

“Tuvieron suerte de que no se fracturara el cuello”.

Como es de esperar, la atención del vídeo se centro en el inesperado salto de Gabriel. Usuarios de todo el mundo escribieron todo tipo de comentarios indicando que la pareja de influencers parecía mucho más preocupada por la necesidad de ganar likes que de cuidar a su pequeño. Sveta, por su parte, decidió defenderse y aseguró que su bebé nunca sufrió ningún daño.

“Cuando yo era pequeña también saltaba desde camas y armarios y hasta terminaba con algunos entrepisos encima de mí. Nunca pasó nada y la diferencia es que no había cámaras para grabar lo sucedido”.

No hay duda de que el salto del pequeño Gabriel puede dejar sin aliento a más de uno. Esperamos que este lindo bebé siga creciendo fuerte y saludable.

¿Qué opinas sobre este impresionante salto? Cuéntanos tu opinión y comparte esta nota.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!