Se gana más de 2 millones de dólares y termina detenida sobreviviendo de ayudas

Callie Rogers se convirtió en la ganadora más joven del sorteo de Gran Bretaña tras hacerse acreedora de más de 2.400.000 dólares cuando tenía 16 años en el año 2003.

Tras recibir este premio la vida de Callie dio un giro de 360 grados, recientemente Callie fue arrestada después de un accidente automovilístico en el que actuó negligentemente infringiendo la ley. Asimismo, hizo un despilfarro de toda la fortuna que un día tuvo en sus manos.

Callie a sus 33 años vuelve a estar en los titulares de las noticias tras ser arrestada por chocar su 4×4 bajo los efectos de sustancias ilícitas.

La policía de Cumbria tuvo que usar el gas pimienta para evitar que ella y su entonces novio, Jason Fearon de 31 años huyeran. Jason intentaba salvarse de toda responsabilidad.

“Lo llevaron al auto de la policía en donde dijo que le había pedido a Callie que no condujera”, dijo el fiscal que llevó el caso.

Una vez en la corte, toda la verdad sobre su situación económica salió a la luz pública. Esta joven trabajaba como cajera cuando ganó la lotería y perdió el control del dinero y de su vida tras recibir el premio.

Según información local, Collie con todo ese dinero en su poder comenzó a derrocharlo en fiestas, alcohol, sustancias ilícitas, cirugías y ropa de diseñador. También regaló dinero repartiéndolo entre familiares y amigos, y aun así fue criticada en varias ocasiones por personas cercanas a su residencia.

Ese fue el rumbo que tomó su vida desde que ganó la lotería. Callie fue sancionada con un arresto, la prohibición de conducir y un toque de queda nocturno durante 11 semanas.

Hasta hace un poco más de un año Callie fue agredida en una fiesta por dos mujeres, quienes la dejaron inconsciente, con fracturas en las costillas, en los dientes, con una conmoción cerebral y daños irreversibles en la vista.

A parte de todos los daños físicos, Collie también sufrió depresión, y a pesar de todo eso ella no se lamenta de haber ganado el permio mayor.

“Todos cometemos errores en la vida y yo cometí algunos cuando era joven e ingenua, pero ganar la lotería me ayudó en  gran parte de convertirme en la persona que soy hoy y estoy orgullosa de lo que soy”, dijo una vez Collie.

Lo que sí pidió Collie es que incrementaran la edad para permitir que alguien se ganara el premio a los 18 años.

“Solo tienes 16 años con toda esa responsabilidad. A esa edad puedes recibir los mejores consejos, pero no estás en condiciones de escucharlos. Era demasiado joven. De la noche a la mañana pasé de ser una niña despreocupada a una adula”, dijo Collie.

Su abogado reveló que ahora su cliente está soltera y recibe beneficios a través de un Crédito Universal para ella y los niños.

Deseamos que Collie se recupere completamente y tener una vida saludable, sana y llena de esperanza. Comparte su historia que puede servir de ejemplo a otros.