Se escapa por una ventana del hospital y se refugia en un supermercado para no ser intubado

Hemos visto en los medios de comunicación información, e incluso imágenes, sobre lo estremecedoras que resultan las intubaciones en los pacientes en la pandemia por el coronavirus y el temor, sin duda, es común en muchas personas. Y eso fue lo que vivió un paciente de COVID-19 en Brasil, su insólita acción dejó atónitos a todos.

Un hombre de 46 años de edad se contagió de COVID-19 y tuvo que ser ingresado al Hospital Unimed São Domingos (HUSD) en Catanduva, São Paulo.

Su complicación respiratoria ameritaba que fuera intubado y a eso se disponían los galenos del centro asistencial, cuando ya estaban a punto de realizar el importante procedimiento médico, el paciente de manera inesperada, ante la vista de todos se desapareció del lugar rápidamente.

El hecho ocurrió la tarde del día jueves 25 de marzo, en el barrio Parque Jardim y el personal del hospital tuvo que llamar a la policía militar para que se encargara de buscar al hombre, que de acuerdo a lo que informan las personas que estaban fuera del área hospitalaria, se dirigió al mercado que se encontraba frente al hospital.

“No pudimos averiguar cómo un paciente a punto de ser intubado logró salir del hospital y entrar al supermercado. Pero sabemos que estaba bastante asustado por el procedimiento”, dijo el delegado del 1er Distrito Policial, Amauri Cesár Pelarin.

No sabían exactamente en qué condiciones anímicas encontrarían al hombre, pero cuando los oficiales llegaron con él no estaba para nada agresivo, más bien parecía asustado.

Después se supo que logró escapar después de pasar por la ventana de la habitación donde estaba hospitalizado y saltar por encima de una rejilla protectora.

“Registramos un informe policial, pero no fue criminal. El hombre no fue agresivo. Estaba desesperado al saber que tendría que estar intubado”, agregó Pelarín.

Los encargados del supermercado confirmaron lo que había sucedido e informaron a la colectividad que adoptaron todos los procedimientos de seguridad según el protocolo de las principales agencias de salud, autoridades sanitarias y empresas especializadas.

“Inmediatamente, el supermercado se cerró por higiene total y se reabrió después del procedimiento. La red también informa que, desde el inicio de la pandemia, ha adoptado un estricto protocolo de prevención contra COVID-19 para asegurar la máxima protección a sus empleados y clientes”, dijo un vocero del establecimiento en un comunicado.

Por fortuna, el hombre fue trasladado al hospital en una ambulancia del Servicio Móvil de Emergencias (Samu), el personal sanitario tendría por delante trabajo adicional para intentar explicarle al paciente que debía someterse por su bien a los tratamientos que requería su caso.

 Sin duda que después que pase la pandemia recordaremos todas las peripecias que se entretejían en torno a ella. Comparte este insólito caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!