Se entera de que su esposa, su hijo y su suegra mueren trágicamente leyendo las noticias

La muerte de un familiar es algo realmente impactante para cualquiera y más si se trata un hecho inesperado e injusto como el que envolvió a la familia de un famoso deportista, quien además se enteró por una noticia en Internet.

La vida del lanzador de ligas menores en la organización Rays de Tampa Bay, Blake Bivens, cambió para siempre en agosto del  año pasado cuando su esposa y su hijo de sólo 14 meses perdieron la vida de un modo violento.

Los sueños del deportista de 24 años se vieron empañados por una escena de terror al enterarse que su familia había muerto. Blake se supo del hecho mientras estaba en el aeropuerto, revisando su Facebook.

«El primer titular que vi es que dos mujeres y un niño pequeño se habían ido. Inmediatamente supe que eran ellos. Descubrí que mi familia había desaparecido en un titular de Facebook. En ese momento comencé a gritar en medio del aeropuerto», dijo Bivens, durante un servicio en una iglesia de Danville, Virginia.

Emily Bivens, de 25 años, el hijo de la pareja, Cullen, de 14 meses, y su madre, Joan Bernard, de 62 años, fueron cruelmente atacados por el joven de 19 años, Matthew Bernard, cuñado de Blake.

El hecho ocurrió en una residencia de Keeling, donde las autoridades encontraron los cuerpos sin vida.

Los oficiales tuvieron una pequeña persecución con Matthew, mientras este corría sin ropa en un aparente estado de demencia e intentaba huir de la escena. Sin embargo, las autoridades lograron capturarlo y esposarlo.

En las próximas semanas Matthew enfrentará una audiencia que determinará si es competente mentalmente para ser juzgado con todo el peso de la ley.

Entre lágrimas, el deportista aún recuerda ese macabro día en el que recibió la noticia. El 28 de agosto de 2019, Blake estaba en en Chattanooga, Tennessee, jugando una serie que casi terminaba. Ese día despertó temprano para empacar pero le extrañó descubrir que su esposa no había dejado mensajes ni tenía llamadas perdidas en su teléfono móvil.

«No había ningún mensaje de Emily ni de nadie. Entonces supe que algo estaba pasando e inmediatamente llamé a mis padres», dijo.

A través de una noticia en las redes, Blake descubrió que las autoridades buscaban a su cuñado, pero no revelaban la identidad de las víctimas.

“Trataba de descubrir qué estaba pasando. Sabía que necesitaba reunir mis cosas. Probablemente necesitaba un viaje de regreso al aeropuerto a casa, sin saber el alcance de lo que había sucedido”.

Para el deportista, su viaje a casa fue toda una agonía y, aunque escuchó la noticia en los medios de comunicación, no terminaba de asimilar lo ocurrido:

“Es casi como, ‘esto realmente no está sucediendo’. Estaba más en estado de shock”, reveló Blake.

Bivens fue recibido en su casa por un grupo de familiares y en ese momento tuvo que enfrentar la realidad de un solo golpe, su esposa y su pequeño hijo ya no estaban.

«Nos abrazamos y sólo lloramos durante 30 minutos. Fue una experiencia terrible, es increíble cómo puedo recordar vívidamente ese día. Y es increíble ver cuán lejos han llegado las cosas ese día también”.

Aunque han pasado varios meses de esta tragedia, Blake lucha por reponerse de su pérdida y está decidido a hacer que la justicia haga lo que es debido con su cuñado. Aunque nada de esto pueda devolver la vida de su esposa, su suegra y su hijo.

“El momento más difícil para mí fue cuando llegué a casa y entré en la habitación de mi hijo por primera vez y me di cuenta de que nunca volvería a verlo en esta tierra. Ese fue el peor momento en mi vida. Nada se acercará a ser, a sentir lo que sentí en ese instante”.

A estos inocentes les arrebataron la vida del modo más injusto y ese dolor no es fácil de superar para sus familiares, comparte esta lamentable historia y envía tus condolencias y apoyo a Blake Bivens.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!