Se enfurece al ser rechazada en el hospital por no usar mascarilla

Si algo ha quedado claro desde comienzos del 2020, es que uno de los mayores riesgos del COVID-19 es el hecho de que se propaga con demasiada facilidad. Es por esto que las medidas de aislamiento han resultado vitales para mantener bajo control la curva de contagios.

Actualmente, muchos países comienzan a recuperarse y a mostrar una baja en el número de pacientes con coronavirus.

Más de 600 mil personas han perdido la vida a causa del coronavirus.

Sin embargo, todavía es de vital importancia que todos utilicen mascarilla en espacios públicos. Lamentablemente, muchas personas se niegan por completo a cumplir con estas normas.

Letitia Montana es una mujer que encuentras las mascarillas terriblemente incómodas.

“Son muy incómodas y me hacen daño. Si los médicos las utilizan es porque eligieron una profesión en la que tienen que hacerlo”, dijo Letitia.

Hace un par de días se vio en la obligación de dirigirse al hospital St. Joseph de Toronto pero quedó en shock al ver que las enfermeras se negaban a atenderla. Todo comenzó cuando el hijo de Letitia cerró la puerta del auto de manera abrupta e hirió uno de los dedos de su madre.

Letitia vive en la ciudad de Toronto en Canadá.

Ella pensó que podía tratarse de una fractura y se dirigió al hospital de inmediato. En cuanto entró, una enfermera le ofreció una mascarilla y le advirtió que de no utilizarla, ningún médico podría atenderla. Letitia decidió que lo mejor sería simplemente ignorar lo que le acababan de decir.

La ley canadiense permite a los hospitales reservarse el derecho de admisión a quienes no cumplan con los protocolos de salud.

Minutos después llegó su turno. Otra enfermera notó que Letitia seguía sin utilizar mascarilla y de inmediato le explicó que debía irse. Se trataba de una medida que no sólo protegería a Letitia, sino también a cualquier otro paciente o médico que se encontrara allí.

“Cuando dije que no quería utilizar mascarilla llamaron a tres guardias de seguridad para que me sacaran del lugar”, reclamó Letitia

La indignada madre grabó un pequeño vídeo sobre lo sucedido y lo difundió en las redes sociales en búsqueda de apoyo. Si bien es cierto que hay muchas personas que consideran el uso de la máscara como algo muy incómodo; la mayoría de los usuarios de las redes la criticaron fuertemente por su actitud en el hospital.

“Es una acción razonable para ayudar a salvar vidas. Todos tenemos un papel importante para jugar en la lucha contra el coronavirus”, dijo la Dr. Eileen de Villa.

Esperamos que el sonado caso de Letitia ayude a crear conciencia sobre la necesidad de que todos utilicemos máscaras de protección.

¿Qué opinas de la polémica decisión de Letitia? Cuéntanos tu opinión y comparte esta situación que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!