Se encuentra 135 mil dólares y acude a la policía para devolverlos a pesar de su dura situación

Son muchas las personas que sueñan con encontrarse un maletín lleno de dinero y así poder hacer un sinfín de cosas, comprar un auto, remodelar la casa, o viajar por el mundo, todas en cierta forma, placeres.

Pero es posible que haya algunas personas, quizás pocas, que cuestionen la existencia de dicho maletín y decidan acudir a las autoridades para devolver aquello que a muchos les cambiaría la vida.

Este incidente ocurrió en Albuquerque, Nuevo México, Estados Unidos.

Esta es la historia de José Nuñez Romaniz, un joven de 19 años de edad quien se ha convertido en toda una celebridad en su comunidad.

El joven hizo un gesto admirable al devolver un bolso que contenía 135.000 mil dólares que se encontró al lado de un cajero automático.

La noticia rápidamente se hizo viral en toda la comunidad y zonas vecinas.

José fue a depositar un dinero para luego poder comprar unas medicinas a su abuelo que tiene un delicado estado de salud, pero para su sorpresa, se encontró un extraño maletín al costado del cajero con cientos de billetes.

El joven más tarde recibió una recompensa.

El incidente ocurrió recientemente en un contexto donde la economía a nivel mundial se ha visto fuertemente afectada por la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, José a pesar de tener una familia humilde y estar pasando por una fuerte situación en su casa decidió llamar a la policía y devolver el dinero. Este hecho llamó mucho la atención no solo de las autoridades sino de toda la comunidad. El joven comenta:

Ellos no podían creer que yo estuviera regresando la bolsa con el dinero”.

Las autoridades realizaron la investigación pertinente y lograron dar con el dueño del maletín.

Se trata de Wells Fargo, un subcontratista que debía depositar el dinero, pero por algún motivo, que las autoridades no revelaron, apoyó el maletín en el piso y lo olvidó.

Los valores con los que fue educado el joven dan mucho de que hablar.

Ante el noble gesto del joven, las autoridades le entregaron un certificado de honor, mil dólares, una tarjeta para comer en un restaurante, una pelota de fútbol americano y unos guantes firmados por deportistas profesionales.

El joven estuvo acompañado de sus padres quienes estaban orgullosos de la decisión de su hijo.

Hice lo que ellos siempre me enseñaron”.

José asegura que a pesar de las carencias que tienen no se arrepiente de haber regresado el dinero. Esta humilde familia sin duda, es un ejemplo a seguir.

Déjanos saber en los comentarios qué piensas sobre la decisión del joven y comparte su gesto de honradez.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!