Se despierta deslumbrando a su papá con una gran sonrisa después de pasar 5 días en coma

La voluntad y la fuerza de los más pequeños de la casa es un ejemplo para todos, su inocencia y ganas de vivir es realmente sorprendente.

Michael Labuschagne, quien ahora tiene de 10 meses de edad, es una guerrera de la vida, y así lo demostró tras ser trasladada a urgencias del hospital cuando tenía tan solo 14 semanas de haber nacido.

Los padres llevaron al hospital a su bebé después de un jadeo frenético por falta de aire durante un paro cardíaco.

“A las 14 semanas y tres días ella se fue a la cama como cualquier otro bebé, pero a las 5 am ya había sufrido insuficiencia cardíaca. Observamos a nuestro bebé sin aliento, mientras su corazón se detenía y los paramédicos trabajaban para salvar su vida”.

Los médicos advirtieron a sus padres que la pequeña estaba en coma y podría nunca despertarse.

Los padres de Michael, Stuart, de 28 años y Emma Labuschagne, estaban devastados ante el desgarrador diagnóstico y se habían resignado para nunca ver a su pequeña hija abrir los ojos.

Michael estaba conectada a un sin fin de cables y tubos, realmente los médicos no creían que podría superar el cuadro tan crítico.

Pero Michael, superó milagrosamente las probabilidades y se despertó para asombro de quienes estaban alrededor de su cama, especialmente su padre, quien fue bendecido con la mejor sonrisa del mundo.

Michael desafío todo pronóstico y después de estar 5 días en coma despertó sonriéndole a su padre. ¡Una milagrosa sonrisa!

Este maravilloso y emotivo momento quedó grabado en una imagen que evidencia al mundo el más grande milagro de amor para esta hermosa familia.

Afortunadamente, Michael no sufrió daño cerebral, pero era necesario un marcapasos para tratar de controlar su corazón.

‘En ese momento no pensé que Michael lo lograría. Sin embargo, estoy muy bendecido de estar aquí diciéndote que sobrevivió”.

Desafortunadamente, el feliz momento de la radiante sonrisa fue empañado rápidamente por la noticia de que el paro cardíaco había sido producto de un extraño tumor cardíaco.

El fibroma cardíaco puede hacer que su pulso se acelere peligrosamente, y aunque no se ofrece una solución a largo plazo en el NHS, los padres descubrieron un hospital en Boston que puede extirpar el tumor. 

La lucha de la pequeña guerrea continua, sus padres están tratando desesperadamente de recaudar 154.000 dólares para poder intervenir a Michael en los Estados Unidos, en 6 meses, cuando su corazón tenga el tamaño ideal para soportar la cirugía.

La familia ha creado una campaña de GoFundMe para tratar de recaudar dinero para la cirugía de Michael.

La mayoría de los tumores cardíacos en los niños son benignos, pero debido a que el corazón es un órgano tan importante y delicado los tumores benignos pueden ser potencialmente mortales.

Debido a que Michael es tan pequeña, el marcapasos limita su movilidad. Actualmente, no puede sentarse o sostener su propia cabeza.

“Todos los días es una incógnita, hasta que podamos eliminar su fibroma”, dijo Emma.

Los tumores que se originan en el corazón son muy raros en los niños, y la mayoría de los hospitales han atendido solo algunos cada año. El equipo de Boston Children’s trata aproximadamente uno cada mes.

Deseamos la recuperación total de la pequeña Michael. Comparte su historia para ayudar a sus padres a salvar la vida de su hija, una guerrera de la vida que ha cautivado a todos con su sonrisa milagrosa.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!