Se despide para siempre de su abuelita vestida de novia – «Me rompió el corazón»

Para una cariñosa abuela no hay un momento de mayor dicha que ver a su nieta caminar hacia el altar para unirse en matrimonio con el amor de su vida. Por eso, para un fotógrafo de Carolina del Norte, Estados Unidos, fue un honor capturar un momento increíblemente tierno entre una novia y su abuela antes del gran día.

Lamentablemente, el tiempo no estuvo a favor de la novia y tuvo que conformarse con compartir un dulce momento al lado de su querida abuelita. Bethany Boykin adoraba a su abuela, llamada Dot Beaman.

Las dos disfrutaban yendo de compras juntas. Tristemente, después de que Beaman sufriera un derrame cerebral en julio de 2020, Boykin quedó desconsolada porque su amada abuela podría no asistir al día de su boda en noviembre.

“Iban a traerla del hospicio y me rompió el corazón saber que había enfermado”, dijo Boykin.

La novia se puso en contacto con Taylor Dail, una amiga y excompañera de clase, para tomar fotografías de lo que sería un primer ensayo de su boda al lado de su abuela. Capturar el emotivo momento fue algo sencillamente increíble.

“Como fotógrafa, veo muchos momentos diferentes y únicos, pero este fue, con mucho, el mejor momento que he capturado. Recientemente perdí a mi abuelo de un derrame cerebral… así que sabiendo por lo que Bethany, como nieta, estaba pasando, realmente pude identificarme con eso, la emoción de que nunca se sabe lo que vendrá después”, narró la fotógrafa.

En la serie de fotos conmovedoras tomadas en la casa de Beaman en Wilson, la abuela se quedó sin aliento al ver a Boykin con su vestido blanco. La feliz novia lloró cuando su abuela tocó los detalles de vestido en su espalda, y las dos se tomaron de la mano, se abrazaron y conversaron.

Beaman ayudó a Boykin a ponerse un brazalete de perlas mientras compartían un momento de tranquilidad juntas

La sesión fotográfica fue tan emotiva que nadie en la habitación, junto a la novia y la abuela, pudo evitar derramar lágrimas. Dail compartió las imágenes en las redes sociales y de inmediato se hicieron virales.

Tan solo ocho días después de la sesión fotográfica, el 14 de julio, Beaman falleció. Exactamente cuatro meses después de ese primer ensayo, el 14 de noviembre, Boykin dio el gran «Sí, quiero» en el altar.

La cariñosa abuela tuvo el mejor asiento de la boda, desde el cielo

“Todos deseamos que estuviera allí en persona, pero estaba mucho más cerca de lo que podría haber estado”, comentó la novia.

Debemos valorar y disfrutar al máximo cada momento que el universo nos regala junto a nuestros seres queridos, porque nunca se sabe cuándo será la última vez.

Nunca te olvides de hacerle saber a las personas que amas lo especiales que son en tu vida. Comparte.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!