Se convierte en un sexy y codiciado sacerdote al exhibir su figura y sus rutinas de ejercicio

Los sacerdotes son hombres que dedican su vida a la obra de Dios en la tierra. Por eso, no es habitual tener de ellos una imagen como la de cualquier varón. Sin embargo, en Suecia hay un sacerdote cuya apariencia física hace que, a simple vista, lo veamos como cualquier cosa menos como un típico religioso.

Se trata de Oskar Arngården, un pastor luterano sueco de 35 años que se ha convertido en toda una sensación en la red social Instagram, porque muestra en imágenes, su atlético cuerpo y devoción a la iglesia a la cual pertenece.

Si alguien pensó que el deporte y la religión no tenían puntos de coincidencia, pues Oskar Arngården, ha demostrado que sí los hay.

Práctica constantemente crossfit, un popular deporte que hace énfasis en los movimientos funcionales para los que está diseñado el cuerpo humano, y desarrolla aspectos como: fuerza, resistencia muscular, potencia, velocidad, coordinación, condiciones cardio respiratorias, entre otras.

Oskar se hizo sacerdote a los 27 años, pero nunca renunció a su pasión por el ejercicio. En una de sus piernas se tatuó la primera frase del Salmo 23:

El Señor es mi pastor, nada me ha de faltar“, puede leerse en su piel.

El atractivo religioso cuenta ya con más de 85 mil seguidores en la red social Instagram y ha publicado más de 1.500 imágenes. Lo que no se sabe con certeza es si todo eso obedece a la fe, o la apariencia del escultural pastor.

Lo que sí es un hecho, es que se ha convertido en un influencer gracias a las sesiones de crossfit y sus fervientes sermones religiosos que comparte en sus publicaciones.

Muchos de los fieles lo comparan con Thor el personaje protagonizado por el actor Chris Hemsworth. Y ha logrado tanta popularidad que todo material que sube se convierte en un éxito.

Oskar forma parte de la iglesia luterana Vaksala que está en la ciudad de Upsala en Suecia

Parte del principio de que no solo debe nutrirse el espíritu sino también el cuerpo. ¡Y vaya que sabe cómo hacerlo!, su esculpida y tatuada anatomía hablan por sí sola.

Constantemente está renovando vídeos con las rutinas de ejercicios que realiza, donde muestra sus tatuados músculos en todo su esplendor. Siempre que coloca una foto, le añade un texto motivador.

“La gente está entusiasmada con los logros porque aprendimos que nuestro valor reside en nuestro éxito. El anhelo de ser aceptado y amado se cumple al tener éxito y ser exitoso.

Y nunca podremos lograr la comparación ideal, por lo que se invierte en ello mucho tiempo. Como sacerdote, la tarea fantástica será decirle a la gente que: ¡Ya eres aceptado! ¡Ya eres amado!… Hagas lo que hagas, ya tienes un valor incalculable”, escribió el devoto hombre.

En caso de que quieran aumentar su fe, o sencillamente un poco de colirio para los ojos, esta es la cuenta de Instagram de Arngården.

Comparte esta refrescante historia con todos tus amigos. Recuerda la importancia de estar en armonía en espíritu y cuerpo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!