Se convierte en madre a los 57 años tras perder a su hija adolescente – «¿Acaso no debió nacer?»

La maternidad es una decisión muy importante y personal. Muchos aseguran que las mujeres deben aprovechar cuando todavía son jóvenes para convertirse en madres.

Otros creen que lo mejor es esperar algunos años para conseguir tanta estabilidad económica como sea posible. Es un tema que puede llegar a ser realmente controversial pero de alguna u otra manera, las mujeres terminan siendo terriblemente juzgadas.

Barbara Higgins es una mujer que ha causado todo tipo de comentarios por dar a luz a sus 57 años de edad.

“Me alegra por ella, pero definitivamente es algo que yo no podía hacer. No me sentiría con la energía suficiente”, comentó una internauta.

Barbara y su esposo Kenn Banzhoff ya habían formado una bonita familia. Tenían dos hijas pero una de ellas perdió la vida en el 2016 de manera inesperada. Molly tenía 13 años de edad y de un día para otro su salud deterioró y no sobrevivió.

En la autopsia los médicos descubrieron que sufría de un peligroso tumor cerebral. Enfrentar esta dolorosa pérdida no fue nada fácil y Barbara comenzó a considerar la posibilidad de convertirse en madre nuevamente.

“Empecé a tener sueños sobre tener un bebé. Pensé que era algo loco, pero la idea no se iba de mi cabeza. El sueño era muy constante”, explicó Barbara.

Después de mucho pensarlo tomaron la decisión de que querían tener un bebé. Encontraron una clínica en Boston que hacía tratamientos de fertilización in vitro en mujeres de la edad de Barbara.

“No me interesan los juicios de los demás. Somos una familia que se toma un día a la vez y por ahora vamos muy bien”, dijo Barbara.

Le advirtieron una y otra vez que había serias posibilidades de que no lo lograsen, pero para sorpresa de todos Barbara quedó embarazada.

Dio a luz a un lindo bebé llamado Jack y se convirtió en la mujer de mayor edad en dar a luz en New Hampshire.

“Le ganamos a las bajas probabilidades. Estoy muy orgullosa de mi esposa. Ha sido una campeona”, dijo Kenny.

Barbara asegura que su gran amor por el Crossfit y por la actividad física resultó un factor clave para llevar un embarazo saludable. Su caso se ha convertido en un ejemplo de determinación, especialmente para mujeres que enfrentan una ardua lucha contra los problemas de infertilidad.

Lamentablemente, la pareja ha sido muy criticada por su decisión de convertirse nuevamente en padres.

“¿Realmente mi hijo Jack no debería haber nacido solamente porque soy mayor?”, reflexionó Bárbara.

Esta familia ha causado mucha controversia en las redes, pero si hay algo que de lo que no cabe duda es que se encuentran realmente felices con la llegada del bebé. Esperamos que este pequeño crezca sano y feliz.

No dudes en compartir este caso y contarnos tu opinión sobre un tema que tiene a muchos en las redes completamente divididos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!