Se casan a través de una vídeo llamada y sin haberse conocido nunca personalmente

Esta pandemia ha quebrantado muchas costumbres abriendo la posibilidad de hacer las cosas de una manera distinta, que incluso, algunas parecían imposibles. Así lo hizo la brasilera Cíntia Araújo y el alemán Timo Arnstadt, quienes se casaron sin haberse conocido en la vida real.

Después de solo 20 días conociéndose estos novios decidieron casarse a través de una videoconferencia porque el coronavirus les impedía que se pudieran encontrar personalmente.

La novia oriunda de Brasil, de 39 años, y el novio proveniente de Alemania, de 45 años sorprendieron al mundo tras contraer matrimonio virtualmente.

Cíntia reveló que conoció a su prometido a través de un amigo común, un pastor local. Timo trabajaba en Kenia, y después de conocerla de manera virtual comenzaron a hablar y descubrieron que tenían muchos aspectos en común.

«El primer día hablamos durante dos horas», comenta la brasileña.

Para tratar de mantener una relación más cercana ambos dejaban sus cámaras web encendidas las 24 horas para semejar los más parecido posible una convivencia bajo el mismo techo.

Para sorpresa de Cíntia y tan solo un mes después de conocerla, Timo le propuso matrimonio, y ella le respondió que sí. Sin embargo, ninguno de los dos podía viajar a otro país, por lo que se decidieron a casarse de manera virtual.

Los familiares de ambos “asistieron” a la celebración de manera telemática.

«Sé que casi nadie se casaría con una persona a la que ni siquiera han visto en persona. Mis amigos me dijeron que estaba loco. Les expliqué que me enamoré de ella, porque Cíntia tiene la actitud y la personalidad correcta, además de ser hermosa. Tenemos los mismos planes. Todo lo que sé de ella me basta», señaló Timo.

Es normal que cualquier persona se extrañe por este tipo de decisiones que implican un cambio total de vida. No es algo que se compra en una tienda online que llega a casa después de algunos días.

Por suerte, cuatro días después de la boda virtual los recién casados pudieron encontrarse en el aeropuerto de la ciudad de Sao Paulo, Brasil, e inmediatamente intercambiaron anillos.

De por si en condiciones “normales” tomar la decisión de unirse en matrimonio implica un tema complejo con muchos elementos a considerar, se supone que bajo estas condiciones es más complicado de asumir.

De cualquier forma, el compromiso de ambos debe estar siempre presente de la mano con el amor verdadero.

Esta pareja más allá de las diferencias culturales y de idioma, ambos descubrieron muchos intereses en común.

Comparte esta particular historia de amor que surgió en tiempos difíciles con un final de cuentos de hadas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!