Se casa con 5 mujeres, tiene 24 hijos y cuenta los detalles de la intimidad de su hogar

La vida familiar de Brady Williams, de 49 años, ha generado miles de comentarios, este hombre que vive en el pueblo Rocky Ridge, del condado de San Juan, Utah, se casó con cinco mujeres y tiene 24 hijos.

Brady contrajo matrimonio con Paulie, Robyn, Rosemary, Nonie y Rhonda, pero su relación ni siquiera es la típica unión poliamorosa, está enseñando a sus hijos, que viven divididos en dos casas, a seguir sus pasos.

“No es tan complicado. Nos amamos. Solo somos normales por cinco veces”, relató.

Según las declaraciones que ofreció Brady en una entrevista piensa que la poligamia es lo que le da la felicidad a su familia.

Los Williams se consideran progresistas, de mente abierta, y cuentan que en su comunidad a veces han sido catalogados como “inadaptados”.

Tienen dos viviendas una al lado de la otra, cada esposa toma turnos durante las noches para preparar comida para 30 comensales en la cena.

“Es como tener la cena de Acción de Gracias cinco noches a la semana”, relató Brady.

El canal de televisión TLC se interesó por el caso de esta familia y transmitió su propio reality show entre el año 2013 y 2014, en el programa ellos intentaron demostrarle al público que la poligamia puede ser saludable a pesar de los prejuicios al respecto.

El reality llamado «My Five Wives», se transmitió durante dos temporadas.

“Existe un nocivo estigma atado a la poligamia. No hay nada de malo en que los adultos consientan vivir y amarse en la forma que elijan”, dijo el hombre.

Brady es ex obispo de la Iglesia Mormona que vive en Salt Lake Cuty, Utah, en los Estados Unidos, pero a pesar de su religión ha roto estereotipos muy arraigados en su doctrina. Confesó que ocasionalmente consume alcohol, igual que sus esposas.

Él está legalmente casado con Paulie, y las demás se convirtieron en sus “esposas” a través de “uniones espirituales”.

Cuando tenía 29 años se casó con sus cinco esposas, quienes son primas, fueron criadas en la religión mormona en la que aseguran que aprendieron a ser obedientes.

Aunque comentaron que ahora evitan la religión y no se sienten identificados con ninguna fe.

Para él, la vida familiar es igual a la de una pareja monogámica, pero amplificada, sobre las finanzas, explicó que no se rige por ningún principio machista en el que el hombre es el provee y mantiene el hogar.

“Nosotros, como familia, creemos en una poligamia igualitaria en la que las mujeres tienen tanto derecho a decidir el gobierno de la familia como el hombre. Los intereses de todos deben estar asegurados”.

Brady se turna para compartir su cama con cada esposa, al mediodía cambia de esposa asegurándose de coincidir con la primera a los cinco días.

Confesó que le cuesta recordar todos los nombres de sus hijos en orden cronológico.

En el año 2014 su hija Karlie dio a luz a su hijo Jessop convirtiendo a Brady en abuelo.

Muchos cuestionan la decisión de este hombre, sobre todo, por su desempeño como padre de más de dos decenas de hijos que crecen con una distorsión de la realidad al ver la relación poliamorosa de sus padres. Comparte su testimonio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!