«Le damos gracias a Dios»- Graban a los 2 niños que venden dulces para poder seguir estudiando

Todos los niños del mundo merecen crecer en un entorno amable en el que sean respetados sus derechos y puedan desarrollarse plenamente. Pero lamentablemente, algunos nacen sin tener a quienes velen por su salud y bienestar, incluso tienen que trabajar sobreviviendo en condiciones de extrema pobreza.

Tal como estos niños, de Pluma, Hidalgo, Pochutla, México, que venden dulces para poder comprar sus cuadernos y poder continuar estudiando en la escuela primaria.

Usando una carriola y con mascarilla para protegerse del coronavirus, los niños se dedican a ofrecer los dulces en la calle para obtener algo de dinero.

Pero, además, cada día, al terminar su trabajo recogen toda la basura del área para cuidar el medio ambiente.

Los humildes niños decidieron hacer un equipo para emprender su pequeño negocio y así buscar la oportunidad de continuar estudiando, saben lo importante de prepararse académicamente.

A través de un vídeo difundido en las redes se ve cómo los pequeños ofrecen sus dulces y snacks en lo que parece un carrito de bebé.

“Échale, habla tú primero”, dice uno de los niños, quien no tardó en recriminar a su amigo cuando notó que no tenía bien colocada la mascarilla.

“Ponte tu cubrebocas verga”, le reclamó usando el lenguaje coloquial costeño.

El niño se colocó la mascarilla de color amarillo, tenía una camiseta estampada con caricaturas, un pantalón arremangado y unas zapatillas deportivas vencidas por el uso.

“Nosotros somos de este negocio que andamos vendiendo. Y yo vivo en el centro. Aquí se llama Finca Don Gabriel, Pluma Hidalgo, Pochutla, Oaxaca. Nosotros vivimos en la entrada, él vive en la colonia Juárez…”, dijo el niño.

El otro pequeño, que viste una camiseta estampada de caricaturas, un pantalón gris roto y unas chanclas desgastadas, lo interrumpió para decir: “Él vive en San Martín”, su amigo le regaña: “¡Cállate! Verga”.  

“Nosotros andamos vendiendo pa’ que nos paguen, pa’ que saquemos para nuestros cuadernos, nuestros útiles de nuestra escuela”, agregó el niño.

Le dijo a su amigo que le tocaba hablar y este explicó:

“Estos productos son de nosotros. Si ganamos, toda la feria es para nosotros y ya lo repartimos con él”.

Detallaron que destinaron en el carrito un compartimiento específicamente para almacenar envolturas vacías.

“Aquí juntamos la basura porque el jefe de aquí dice que no debemos tirar la basura por el medio ambiente. Tenemos que cuidar el medio ambiente y no debemos tirar la basura a la calle”.

Finalmente, los niños agradecieron a Dios y a quienes los ayudan.

“Por eso le damos gracias a Dios, a ustedes, a Dios que los ayuda, que los proteja y que los cuida, que nadie los asuste ni los espante y gracias por eso”.

El vídeo ha tocado miles de corazones en las redes, algunos medios lo han difundido instando a las personas de la zona a ayudarlos comprándoles los productos que ofrecen o regalándoles útiles escolares. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!