Se atrevió a hacer algo rotundamente prohibido para animar a su abuelita en el hospital

Esta chica tuvo el mejor gesto del mundo con su abuela, una señora mayor que por complicaciones de salud relacionadas con la mala reacción a uno de sus medicamentos tuvo que ser internada en el hospital de emergencia.

Ella es Shelby Hennick y su abuela es una señora amable y amorosa que ha cuidado de ella siempre.

Por eso cuando la vio internada en el hospital y triste por permanecer allí tanto tiempo, supo que algo tenía que hacer.

Pero lo que se le ocurrió para consolar a su amada abuela fue una idea osada, algo extraña, un tanto contra las reglas pero eso sí, muy graciosa y tierna.

Ella se dio cuenta que el único que podría levantar y el ánimo de su abuela tras tres largos días de ausencia era su pequeño cachorro llamado Patsy. ♥ Y fue su misma abuela quien sin saberlo puso esta gran idea en su cabeza.

Shelby recibió una llamada de su madre quien le contó lo desesperada que esta la pobre anciana por ver al pequeño perrito, lo preocupada que se encontraba por la condición en general del animal, sus comidas y su cuidado diario. Ahí ella supo lo que tenía que hacer.

Sin dudarlo tomó en secreto el perrito de su abuela, la criatura más chiquita, peludita y dulce que te puedas imaginar, y decidió llevarlo al hospital.

Esto tampoco es algo del todo fortuito, ya que Shelby no es cualquier nieta. Ella es técnico veterinario, por lo que sabe muy bien cuales son los beneficios de la terapia con animales.

Pero los hospitales no son del todo amigables con las mascotas, al menos aún no. Los perritos terapéuticos ya empiezan a ser aceptados en algunos centros de salud; pero aún las mascotas tienen que esperar su turno para un reencuentro en casa.

VER TAMBIÉN:  Tragedia – Una madre mata accidentalmente a su bebé de 1 año en su propio hogar

Ella se valió de una simple manta de bebé, y confió en la tranquilidad de su amigo canino mientras lo envolvía como si de un recién nacido se tratara.

Así disfrazado a plena vista el perrito recorrió todos los pisos y pasillos del hospital que lo llevaban a reunirse con su humana.

¡Y funcionó! Shelby pudo llevar al pequeño perrito a escondidas hasta la habitación de su abuela en el hospital.

Mientras aceptan a estos chicos como miembros importantes de la familia, aquellos que quieren incluirlos en la recuperación de sus personas queridas tienen que recurrir a alocados recursos, tal como el que usó esta preocupada nieta.

Mira qué dulzura cómo los dos se demuestran todo el afecto que habían estado guardando por días y días.

La reunión fue lo más conmovedor que he visto. Y se nota que esto es lo que la convaleciente abuela necesitaba para reunir las fuerzas que le ayudarían a salir adelante y vencer la enfermedad.

Los usuarios de Twitter enloquecieron ante tanta ternura y muchos no dudaron en expresar su apoyo ante este noble acto. Otros además mostraron fotos de cuando ellos mismos metieron a sus mascotas a escondidas al hospital para ayudar a sus seres queridos.

Aunque no creo que todos hayan podido fingir que se trataba de bebés.

Este hombre cumplió su deseo de poder despedirse de su pequeño amigo justo antes de partir, eso le dio mucho alivio a toda su familia.

De verdad que los perritos son una parte fundamental para la sanación de los miembros de la familia que atraviesan dificultades, especialmente los abuelitos.

Onegreenplanet / Refinery29

El simple acto de acariciar un perro puede disminuir el miedo de los pacientes y traerles una sensación general de bienestar.

VER TAMBIÉN:  Una semana después de la muerte de su novia encontró unas fotos desgarradoras en su teléfono

Los perros terapéuticos pueden ayudar mucho a las personas pasando por situaciones difíciles de su vida. Ellos proveen un apoyo emocional y un vínculo especial con sus profundos ojos tiernos y sus colitas alegres que puede aliviar los niveles de ansiedad y estrés.

Comparte esta hermosa muestra de amor por los seres más tiernos de nuestra vida: los perritos y las abuelitas.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!