Pierden a sus 2 pequeños hijos y a pesar del dolor deciden ayudar a los demás

No hay nada más preciado para una madre que sus hijos, ninguna puede enfrentarse a la posibilidad de perderlos para siempre, y mucho menos cuando son pequeños y sueñan con acompañarlos en cada etapa y verlos lograr sus sueños.

Tristemente, algunas madres sufren tan dolorosa experiencia y deben seguir con sus vidas con el corazón devastado sin la compañía de sus pequeños, esa es la historia de la madre Sarah Cookson en compañía de su esposo Chris habían luchado desesperadamente para encontrarle un corazón a su milagroso bebé Carter Cookson que había nacido prematuro.

Sin embargo, todos los intentos de esta pareja por salvar la vida de su hijo fueron en vano ya que a pesar de todos sus esfuerzos el bebé falleció en el Hospital Freeman de Newcastle un sábado antes de encontrar un donador.

El bebé nació prematuro el pasado 26 de diciembre a pesar de haber tenido un embarazo normal y sano. El recién nacido sufrió de tres paros cardíacos a las pocas horas de haber llegado al mundo, a la semana de nacer fue sometido a una cirugía la cual no fue exitosa, un trasplante de corazón era lo único que podría salvar a el bebé.

El corazón de estos padres se rompió en pedazos con la noticia de que su pequeño bebé había fallecido, mucho más después de haber vivido una experiencia similar el pasado 2013 cuando su pequeño hijo de 2 años llamado Charlie también perdió la vida.

El dolor en estos padres es indescriptible, perder a su bebé a tan corta edad y después de haber perdido un hijo no debe ser nada fácil, la madre el pequeño Carter publicó en Facebook que no podían lidiar con el dolor de esta pérdida.

Ayer volvimos a casa sin nuestro bebé después de ser admitido en el RVI (Royal Victoria Infirmary) en la víspera de Navidad, me repetía a mí misma, está bien, va a ir para estar bien, haré lo que me digan, descansar en el hospital, ya casi era hora, íbamos a ser una familia otra vez con nuestro Ángel cuidándonos”, dijo Sarah.

La madre del pequeño no puede expresar lo terrible que se siente estar en casa sin su niño, ellos esperaban que el bebé sobreviviera hasta tener su trasplante de corazón y que gracias a este tuviera una larga y hermosa vida.

Lamentablemente, las cosas no resultaron como esperaban y ahora están con el corazón completamente roto por la pérdida de su bebé. Pero, a pesar de la tristeza que los embarga sabían que podían hacer para ayudar a otros en nombre de su angelito.

Ambos lo dijimos de inmediato, si no ganamos esta batalla ofreceremos los órganos de Carter para salvar la vida de otro bebé y lo hicimos”, dijo Chris, padre del bebe. “Y cuando nos hicieron esa pregunta, no hubo ninguna duda”.

Mirros / Chroniclelive

A pesar de su noble intención, los órganos de su bebé no pudieron ser donados al no haber ningún bebé de esa edad que necesitara de ellos, a pesar de las adversidades, estos padres solo quieren ayudar, incluso crearon una fundación la cual lleva el nombre de su primer hijo en la que quieren ayudar a familias con bebés que nacen enfermos, gracias a su trabajo muchos bebés se han salvado.

Estos padres le demuestran al mundo cómo hacer frente a las peores adversidades desde la solidaridad. Su labor es extraordinaria y admirable, no te vayas sin compartir la inspiradora lección de vida que nos dan.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!