Publica un polémico mensaje sobre la agobiante presión social que sufren muchas madres

Sin duda, ser madre no es un rol sencillo y tiende a ser subestimado por la sociedad. Parece estar sobreentendido que el ser mujer te convierte de inmediato en una madre innata y no se considera el esfuerzo que las féminas hacen para mantener en la armonía en el hogar y a su vez la estabilidad en sus compromisos laborales.

Ante este reclamo, la publicación de una madre de Needham, Massachusetts, está siendo compartida por diferentes usuarios, quienes han considerado sus palabras como un discurso merecedor de muchos aplausos.

Sarah Buckley Friedberg escribió una carta de 1.050 palabras el 18 de abril, y ha obtenido más de 19.000 acciones.

Esta madre de tres niños pequeños describió lo que se sentía tener que hacer malabares entre tantas responsabilidades y que socialmente esto no se reconociera.

Cualquiera podría pensar que se trata de la queja de una madre soltera pero no, Sara está casada con un pediatra de nombre Michael, a quien describe como un compañero ideal. Pero a pesar del apoyo que recibe de su esposo, la mujer reflexiona sobre el modo en que la sociedad minimiza el rol que ejerce la mujer, sus esfuerzos y sacrificios.

“Si mi esposo lleva a un niño a la tienda de comestibles, él consigue un desfile de ovaciones. Llevo a tres niños a la tienda de comestibles y no recibo el mismo tratamiento. Es así como es la sociedad. Él lleva a los niños a la cama, cocina, limpia, y es una especie de cosas extra que presuntamente no le corresponden”, escribió Sarah.

Además, Friedberg comentó sobre el desafío físico y mental que significa un parto. Ella es madre de un niño de 6 años, otro de 3 años y la menor de 1 año de edad; así que sabe muy bien lo que significa darle vida a una persona.

Pero su queja recae nuevamente sobre el modo en que la sociedad le exige una serie de posturas a la mujer y disminuye su esfuerzo.

“Vuelva al trabajo antes de que haya terminado de curarse o haya tenido tiempo de vincularse con su bebé. Mantenga su mente en el trabajo, y no su pequeño bebé indefenso que está siendo vigilado y cuidado por alguien que no sea usted”, escribió Sarah.

Ella tituló su publicación: “La sociedad para las madres trabajadoras”, y simplemente decidió compartir todas esas cosas que pasaban por su cabeza, después de un arduo día de trabajo.

Aunque pudo hacerlo a modo de desahogo, sus reflexiones tocaron a más de uno.

Sarah disfruta escribir y tomar fotografías. También es gerente de microbiología a tiempo completo para una importante compañía de dispositivos médicos; así que su día a día va más allá de estar en el hogar a tiempo completo. Pero como cualquier otra madre se ve en el desafío de tener que ejercer múltiples roles para alegrar a sus hijos:

“Recicla. Sé Papá Noel, el Conejita de Pascua, el Hada de los dientes, la planificadora de cumpleaños, la recogedora de caca (en serio cuándo terminará esto), la buscadora de cosas perdidas, la moderadora de las peleas. Sé divertida. Sé firme. Lee libros. Ten fiestas de baile”, señalo Sarah.

En la publicación de Sarah se estableció una especie de camaradería con otras madres que se sintieron exactamente igual. Incluso una mujer etiquetó a un hombre y escribió que ese era totalmente él.

Su publicación causó polémica pues también recibió comentarios negativos como: “Entonces no seas madre”. Pero la mayoría estuvo de acuerdo con Sarah sobre el papel desventajoso que la sociedad le da a la mujer.

Lo irónico es que muchas veces somos las propias mujeres quienes nos relegamos a un puesto menor y alimentamos esa disyuntiva social. De hecho, Sarah alertó a sus lectoras a confiar siempre en ellas sin disminuir o desprestigiar sus habilidades.

“¡Asegúrate de romper el techo de cristal y sobresalir en tu trabajo, puedes hacer cualquier cosa que un hombre pueda hacer! ¡Es tu trabajo mostrarle a la sociedad esto! Mostrar al mundo que las mujeres pueden hacerlo todo. Subir a la cima de su carrera. Todo eso es posible mientras se amamanta a un bebé al menos un año”, puntualizó Sarah.

Good Morning America

No caben dudas de que su largo escrito puede generar múltiples opiniones. Sin embargo, es bien sabido que el rol que la mujer asume a nivel social va en aumento. Cada día son más las mujeres que logran cargos importantes en numerosas empresas, que hacen política o que logran el éxito de su negocio, aunque haya empezado como un simple emprendimiento. Todo esto sin dejar de ser madres.

En nuestras manos está lograr un cambio en la sociedad. Comparte esta nota y ayudar a despertar la consciencia de esas mujeres que han dejado apagar sus talentos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!