Sara Carbonero, operada de urgencia tras una revisión médica de rutina

Tenemos los días contados, y es algo que Sara Carbonero sabe perfectamente bien. Ahora la vida la ha vuelto a poner en jaque después de que hubiera tenido que ser operada de urgencia cuando solo acudía a una revisión médica de rutina.

Definitivamente, lo que planeamos en un día puede torcerse completamente, ¡y vaya de qué manera! La periodista española de renombre, que hace 3 años se enfrentó al lamentable diagnóstico de un c4ncer de ovario, vuelve a encontrarse luchando a brazo partido contra la dolencia más silenciosa de todas y una de las más traicioneras.

Sara Carbonero es operada de urgencia después de una revisión médica rutinaria

Sara

La intervención ha tenido lugar en la Clínica Universitaria de Navarra, en su sede de Madrid, después de que al acudir a un chequeo de rigor, el equipo médico juzgara que debía quedarse ingresada de inmediato.

Sara quedó en shock al recibir una noticia así, puesto que tuvo que dejar a sus hijos Martín, de 8 años, y Lucas, de 6, con su hermana Irene, quien se ha convertido en su roca y su apoyo incondicional desde su divorcio de Iker Casillas y su difícil batalla contra el c4ncer.

Su madre y su amiga y confidente Isabel Jiménez, también han estado a su lado en todo momento. A la también periodista y presentadora, se la pudo ver llegando a la clínica con un gran ramo de flores para Sara.

Mientras Sara estaba siendo intervenida, el exportero español y hoy comentador deportivo, Iker Casillas, se encontraba a kilómetros de distancia debido al Mundial de Fútbol, en Qatar, al formar parte de la delegación de la televisión española.

Y, aunque al enterarse de lo que pasaba con su exesposa, habría decidido renunciar, finalmente entre ambos decidieron que era mejor que él siguiera con sus obligaciones para tratar el asunto con la mayor normalidad posible.

Tras un poco más de un año de divorciarse de Iker, parece que finalmente Sara ha rehecho su vida sentimental junto al artista Nacho Taboada, que es amigo de su íntima amiga y «comadre» Isabel Jiménez, y su marido.

Si bien su relación la han manejado bajo estricta privacidad, ya han trascendido a la prensa algunas imágenes que revelarían lo enamorados que están. Y es por eso que ha llamado la atención de los medios que en medio de esta nueva crisis de Sara, su actual pareja brille por la ausencia.

Era mayo de 2019 cuando Sara Carbonero debía ser operada de urgencia tras haberle detectado un tum0r en el ovario. Todo esto sucedía pocos meses después de que su entonces pareja Iker Casillas, sufriera un infarto.

Ella misma, ya recuperada a los pocos días, confirmaba la noticia a través de sus redes sociales:

“Afortunadamente lo hemos pillado a tiempo. Todavía me quedan unos meses de lucha mientras ha sido el tratamiento correspondiente”.

Desde entonces, han sido muchas las ocasiones en las que la valiente periodista de 38 años, ha querido hablar del c4ncer en primera persona.

No ha dudado en mostrar la cicatriz que tiene, contando su experiencia para hacer que la de los demás sea mejor.

«Me miro en el espejo y me gusta lo que veo mientras abrazo la imperfección. Mi cuerpo es otra forma de recordar el camino. El tiempo y sus costuras. Cicatrices que ya sonríen en mi piel. Grito vida. Por otro lado, un buen amigo me recordaba hoy que todos nacemos ya con una cicatriz, que es la del ombligo y es la viva muestra de que para tener vida hay que tener cicatrices», escribió con ocasión de su último cumpleaños.

Sin duda, una gran lección de vida y un espejo donde se han mirado muchas mujeres. Ahora, la salud vuelve a jugarle una mala pasada a Sara Carbonero. Pero estamos seguros de que será simplemente una prueba más de la que saldrá más fuerte que nunca. Nuestros pensamientos están con ella y sus niños.