“Fue una noche estupenda” – Le dan un mes de vida y decide asistir a su último adiós

Recibir el diagnóstico de una enfermedad grave es una experiencia muy dura, sin embargo, muchos de estos casos logran desafiar el pronóstico de los médicos.

Samanda Ford una paciente de 58 años que, lamentablemente fue diagnosticada con una enfermedad terminal. Los médicos que la habían evaluado no le dieron más de un mes de vida, pero quedaron sorprendidos al ver que había sobrevivido a ese período de tiempo.

Samanda dijo que su actitud positiva para sobre llevar todo lo que estaba pasando le había permitido vivir un poco más de tiempo.

Fue entonces cuando se le ocurrió la alocada y divertida idea de hacer su propio funeral, pero para que ella misma pudiera asistir.

Samanda calificó su funeral como una noche “brillante”. La idea de organizar su velatorio antes de su muerte surgió después que de pensar lo doloroso que podía ser para su familia y seres queridos hacerse cargo de su último adiós y despertase en la mañana siguiente con su ausencia física.

Me gusta que la gente sea feliz. A todos nos toca morir algún día y pensé ¿por qué no debería permitirme tener mi propio velatorio? Fue una noche realmente estupenda.

Para algunos miembros de su familia, inicialmente esta idea les pareció un poco perturbadora, pero después le agradecieron a Samanda haberlo hecho.

Les da el tiempo a los familiares para arreglar las cosas. Cuando alguien muere, tienes mucho que pagar. Esto también eliminó parte del estrés”.

Tras organizar y asistir a su propio funeral, Samanda dijo que son muchas las cosas que se deben cambiar y arreglar para darle un concepto distinto a un funeral.

Piensa que incluso se puede hacer mucho para que la gente se sienta mejor cuando estén dando su último adiós a un ser querido. Agregó que mientras tenga la energía para seguir haciendo cosas divertidas las seguirá haciendo. Nunca dejará de crear recuerdos.

La parte más emotiva de la noche para Samanda fue cuando leyó un cuaderno con mensajes que le habían escrito sus amigos.

Quiero dejar en mis amigos y seres queridos recuerdos agradables, quiero que me recuerden por lo divertida y alegre que fui y no por este instante tan triste que se repite en las mentes de las personas una y otra vez”.

Sus amigos y familiares se reunieron en un local en Beccles, Suffolk, y a través de una publicación en Facebook invitaron a cualquiera que estuviera interesado a asistir y conocer la otra cara del funeral.

Sus seres queridos cantaron alrededor de un piano las canciones favoritas de Samanda.

Facebook

Por qué hacer de este un momento triste cuando hay tantos recuerdos bonitos de una persona”.

Ciertamente nadie está preparado para vivir la despedida de un ser querido que implica toda una serie de trámites que hacen aún más dolorosa esa experiencia.

Es una historia muy extraña y reflexiva que cambia la percepción del último adiós de un ser querido. Compártela y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!