Salvan su vida y la de su bebé prematuro pero necesita ayuda para pagar los gastos del hospital

Amy Collins se encontraba en la dulce espera de su segundo hijo. Desde las primeras semanas de embarazo, Amy planificó todo para dar a luz en su ciudad, Birmingham. De esta manera podría contar con el apoyo de su seguro médico.

Lamentablemente, las cosas no salieron como había planeado y su bebé nació de manera prematura mientras Amy se encontraba en Estados Unidos.

El bebé de Amy nació con apenas 24 de gestación.

Fue una situación muy delicada. El pequeño Williams necesitó muchísimos cuidados como bebé prematuro. Han pasado más de dos semanas y todavía se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Afortunadamente, los médicos han asegurado que ya se encuentra fuera de peligro, pero la pobre Amy recibió una factura del hospital que la dejó en shock.

“No puedo parar de llorar. Estoy agradecida de que mi hija y mi nieto están vivos pero no sabemos cómo pagaremos una factura tan grande”, dijo la abuela del bebé.

Los gastos por la cesárea de emergencia y los cuidados del bebé alcanzaron una suma de más de 100 mil dólares. Amy no contaba en absoluto con esto.

En su país, el sistema de salud funciona de una manera muy diferente, la abuela del pequeño Williams ha decidido recaudar fondos para su nieto a través de GoFundMe.

“Estoy muy preocupada. William es un luchador pero nosotros no tenemos cómo pagar más de 100 mil dólares. Esto es una pesadilla”, dijo Sarah Covey, la abuela del bebé.

Amy también tiene una hija de 7 años llamada Ava. La joven de 30 años suele viajar con frecuencia a Estados Unidos ya que allí vive su pareja, el padre de William. Se conocieron a través de las redes y ella planea solicitar la ciudadanía estadounidense, pero por ahora se encuentran concentrados en luchar por la salud de su bebé.

“William es muy pequeño y necesita tiempo para que sus órganos se desarrollen por completo. Es injusto que además de todo eso tengamos que preocuparnos por cuestiones financieras”, dijo Sarah.

El caso de Amy ha generado un enorme debate en las redes sobre el funcionamiento de los seguros y el sistema de salud en Estados Unidos.

Tener un bebé prematuro es una situación muy difícil para toda la familia. Esperamos que Amy y el pequeño William puedan recibir la ayuda que tanto necesitan para lograr salir adelante.

Une tu voz y comparte esta noticia para dar a conocer el difícil caso de este pequeño luchador.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!