La adolescente que ha sobrevivido una década sin consumir ningún alimento

La protagonista de esta historia se llama Salma Bashir, tiene 16 años y ha logrado sobrevivir una década sin consumir alimento alguno.

Salma sufrió un accidente en una piscina mientras disfrutaba unos días de vacaciones con su familia en Egipto cuando tenía 5 años. La niña se sumergió en la piscina de bebés mientras su madre vigilaba a su hermano que se bañaba en la de adultos.

Accidentalmente, Salma terminó sentada en la válvula de succión de la piscina, la presión fue tan fuerte que desprendió su piel y sus órganos en el área abdominal.

“Solo estaba nadando, me senté ahí por accidente. Sé que el socorrista trató de sacarme y no pudo porque la succión era muy fuerte”, relató la adolescente.

A pesar de la corta edad que tenía recuerda la traumática experiencia que vivió. “Mi papá trató de sacarme. Y después sé que un par de personas finalmente lo lograron, cuando me sacaron fue muy traumático”, dijo Salma.

Dena, la madre de Salma, recuerdo que la niña tenía un bañador de color rojo, así que al principio pensó que los intestinos delgados que se habían desprendido eran simplemente el bañador roto.

“Encontré a alguien que trasladaba a la niña y la llevaba con sus intestinos fuera de su cuerpo”, dijo la madre de Salma.

La familia tuvo que viajar a Pensilvania para someter a la pequeña a una cirugía de emergencia que le salvaría la vida.

Salma recibió un trasplante de intestinos tras un año y medio en la lista de espera, pero lamentablemente su cuerpo rechazó el intestino delgado y seis meses después tuvieron que extraerle el intestino grueso y la vesícula biliar.

La adolescente de 16 años vive en Pittsburgh con su madre y sus dos hermanos, pero su situación migratoria le impide recibir la atención médica pública que necesita o contar con un seguro médico.

Desde hace diez años Salma no ha podido alimentarse convencionalmente, mastica la comida que prepara su mamá para poder percibir las sensaciones del sabor, la temperatura, la textura, pero escupe cada bocado.

Solamente se limita a saborear su comida favorita, se alimenta a través de una solución que recibe por medio de una sonda. La solución contiene calcio, sodio, glucosa y vitaminas.

Estoy unida a la bolsa durante 20 horas al día. Cuando la llenan tiene aproximadamente de 6,8 a 9 litros de solución”, relató Salma.

“Técnicamente no necesito comer, pero de alguna manera sigo teniendo hambre. Tal vez es una cosa del cerebro o una cuestión mental, no tengo idea. Sería increíble si pudiera tragar alimentos otra vez”, dijo la adolescente.

Aunque la solución que recibe le aporta los nutrientes necesarios para vivir ha afectado en su desarrollo y crecimiento, Salma apenas mide 1,21 metros de altura. Además, tiene problemas de movilidad, utiliza una silla de ruedas para desplazarse.

La herida del estómago de Salma está abierta y requiere cuidados especiales.

Los médicos les recomiendan que sea sometida a otro trasplante, en esta oportunidad requeriría cinco órganos: intestino grueso y delgado, hígado, estómago y páncreas. La cirugía costaría aproximadamente 3 millones de dólares.

The Sun

La familia abrió una campaña en GoFundMe logrando recaudar hasta el momento 56.000 dólares. A Salma le apasiona el maquillaje, tiene una página de Facebook con más de 51 mil seguidores con quienes comparte tutoriales.

A través de la difusión de su caso, su madre tiene la esperanza de recaudar el dinero necesario para mejorar la calidad de vida de la niña garantizando su salud. Compártelo.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!